Crisis en salud

Así como un campesino que tiene chingos de tierras, pero ni un buey para jalar el arado, así puede ocurrir con el sistema de salud en Zacatecas con esta contingencia por el COVID-19, porque con el incremento de casos positivos, aunque siga habiendo disponibilidad de camas y ventiladores, cada vez hay menos personal para atender a los pacientes y operar los ventiladores. ¡Sooopas!

La situación debe prender las alertas sobre todo entre la población, porque en las últimas 5 semanas se duplicó el número de pacientes que requirieron hospitalización y así poco a poco se va saturando el sistema de salud, peeero gran parte de esta responsabilidad ha sido de la racita que aún sigue sin acatar las medidas preventivas, el aislamiento en los hogares, y sigue saliendo a dar el rol, se va de fiesta, anda en la calle sin ninguna protección.

Al final la misma raza se mete la pata y a quien culpan es al gobierno. ¿Que ha sido laxo en sus medidas? Puede ser. ¿Que no sanciona? Cierto es, pero ¿a poco necesita que le pongan una multa para que haga caso y se ponga un cubrebocas? ¿tan difícil es?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.