El costo político de la pandemia

Vuelve Zacatecas al semáforo rojo de riesgo epidemiológico y pocos cambios en la dinámica de las actividades. Nada nuevo bajo el sol, excepto que ninguna autoridad de los 3 niveles de gobierno le quiso entrar a las medidas más contundentes porque implicaban un costo político que no pretenden correr con el proceso electoral en puerta.

Básicamente, se lavan las manos y dejan la responsabilidad en la racita. Que a todos nos lleve el Diablo, total: al final dirán que la culpa es de uno. Peeero esa omisión y la tibieza en las acciones también tendrán un costo político, porque faltó en su momento mano dura para contener una pandemia que, ya se verá, multiplicará sus efectos.

Cierto es que hay racita irresponsable que va por la vida como si nada, pero lo hace porque la autoridad se lo permite. Si algo no está prohibido, significa que está permitido, ¿o está mal el razonamiento? Si apelamos a la buena voluntad para que la racita se aplique con las medidas sanitarias, entonces estamos viendo el nuevo “abrazos, no balazos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.