Fresnillo, bendecido por los migrantes

Se ha dicho que en gringolandia hay otro Zacatecas porque allá se cree que vive más de medio millón de zacatecanos que buscaron el llamado “sueño americano” y allá se quedaron, aunque no se olvidan de su tierra y de vez en cuando envían sus dolaritos.

Pues ha de creer que el año pasado El Mineral fue el municipio que más remesas recibió, con 113.2 millones de dólares; seguido por Zacatecas con 108.1 millones; Jerez 94.3; Río Grande 75.8; Tlaltenango 68.3; Juan Aldama 68.3 y Loreto con 61 millones de dólares. Y son los que más recibieron de remesas, porque 86 de cada 100 dólares se concentró en 18 municipios.

Todo esto no es cosa menor, porque la migración abarca chingos de cosas que se reflejan en el envío de remesas y está grueso el asunto cuando vemos que México es el tercer país a nivel mundial con mayor recepción de remesas y el primero en Latinoamérica.

Nomás para que se dé un quemón de cómo andamos, entre enero de 2010 a marzo de este año se recibieron 273 mil 583.7 millones de dólares en remesas, de los cuales el 3% fue hacia Zacatecas, o sea, como unos 8 mil 346.2 millones de dólares, casi casi lo que invirtió Goldcorp cuando recién se instaló Peñasquito en Mazapil.

Pero la cosa no ha sido fácil, como se demostró en el 2013 que en todo el país hubo una caída en la recepción de remesas. Y es que Estados Unidos ha sido durante décadas el principal país receptor de migrantes mexicanos, en gran parte por factores económicos, políticos, sociales y culturales, aunque la racita que se va para allá normalmente envía más dolaritos en mayo por el Día de las Madres. ¿Qué tal?

Ha de decir que eso a usted qué le importa, pero bien que influye en la economía local, porque además de que las familias pueden mejorar sus ingresos, también mueven a la economía gastando esos dolaritos en los lugares donde viven, aunque últimamente la racita migrante sí se las ha visto negras allá en gringolandia, sobre todo porque con la pandemia por el COVID-19 aumentó el desempleo.

Por lo pronto las cifras del Banco de México nos indican que en el primer trimestre de este año (o sea, cuando comenzaba la pandemia en el continente), los ingresos por remesas en México aumentaron un 18.4% con relación al mismo trimestre del año pasado, tal vez previendo lo que se avecinaba, incluyendo el endurecimiento de las medidas antiinmigrantes en los yunaited.

Pero también hubo otros factores, como el aumento en las remuneraciones medias y la apreciación del dólar frente al peso (o sea que los dólares rendían más), que permitió a sus familiares en México tener una bolsita para hacer frente a la contingencia en nuestro país y eso también se reflejó en Zacatecas, que en el primer trimestre del año tuvo un incremento del 19.2% en la recepción de remesas respecto al mismo trimestre del 2019.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.