¿Navidad en julio?

Por: Mercedes Muro

¿Han escuchado hablar del término “Christmas in July”? Bueno, es una tradición gringa, aunque realmente no sé qué tan popular. El caso es que si se animan a poner un arbolito, decorar la casa con motivos navideños y así, les recomiendo que cuando acaben vean la película: “Last Christmas”.

Sí, efectivamente, la película comienza con esa canción y la escuchas casi en toda la película.

Nada parece salirle bien a Kate (la reina de dragones en la popularísima serie Game of Thrones, Emilia Clarke), una londinense (sin los dragones) que trabaja en una tienda de artículos navideños, pero que está abierta todo el año.

De pronto conoce a este encantador chico (Henry Golding, el asiático hermoso que sale de protagonista en “Crazy Rich Asian”). A medida que se acerca la temporada navideña la atracción entre los dos aumenta… y parece ser demasiado bello para ser verdad

 Kate sobrevive a una operacón del corazón y a partir de ahí se comporta de manera imprudente en todos los aspectos de su vida. Nadie cree en ella y prácticamente tiene harto a todo el mundo.

Aunque la pareja no tiene mucha química en la pantalla, la vida de Kate se va transformando para bien y empieza a ser una mejor persona, ayudando en una casa de desamparados, mejorando las relaciones con su familia y amigos.

La película me gustó porque tiene temas muy diversos y sutiles: etnicidad, orientación sexual, discapacidades, y es apta para niños.

Dirige Paul Feig, la mamá de Emilia Clarke es la excelente actriz Emma Thompson, lo cual es un plus, además de la pretenciosa actuación de Michelle Yeoh.

La plataforma es HBO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.