Póntelo

Ya sabemos que los jingles que nos chutamos en la radio están del nabo porque nos recuerdan ese tufo de las elecciones pasadas con campañas promovidas dizque con los éxitos del momento, pero por lo que más quiera, entienda, haga caso, el COVID-19 nos está comiendo y si no aplanamos la curva con las nachas después de la cuarentena, será más difícil volver a nuestra vida cotidiana.

Ya no lo decimos por usted. Total, de algo nos hemos de morir todos, pero ¿qué culpa tienen los demás si usted no quiere seguir las medidas de prevención? Hay que ser responsables, ponerse truchas y no llevarnos a cristianos entre las patas.

Si sale a la chamba, al banco, a la tienda, a la farmacia, a la ferretería, a hacer sus pagos… si sale de casa póngase cubrebocas, lávese las manos como hizo Felipe Calderón con su guerra contra el narco y mantenga la sana distancia como hizo el gober Alejandro Tello con el secre de Hacienda Arturo Herrera para no contagiarse y no contagiar. ¡No chingue!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.