Comida chatarra

Gran polémica generó la iniciativa impulsada por los diputados Jesús Padilla, Héctor Menchaca y Gabriela Pinedo para prohibir la distribución, venta o exhibición de bebidas azucaras y alimentos envasados de alto contenido calórico en las escuelas. O sea, bye bye a la comida chatarra. Y no es para menos, considerando los altos niveles de obesidad y sobrepeso en la entidad y que cada vez son más frecuentes entre la chamacada.

Peeero la propuesta fue mal copiada de la aprobada en Oaxaca recientemente y faltó considerar otros factores que inciden en el consumo de estos productos, principalmente desde el entorno familiar, y hay que recordar que en Zacatecas desde el 2015 inició un programa piloto de alimentación saludable en escuelas de nivel básicos, prohibiendo la venta de comida chatarra al interior de los planteles (más como medida administrativa que por mandato de ley).

Sin embargo, la iniciativa que se pretende presentar se restringe únicamente a la venta de estos productos en las escuelas (que por la pandemia siguen cerradas), mientras que la propuesta de Oaxaca se amplía a la prohibición de vender este tipo de productos a menores de edad y eso incluye espacios comerciales fuera de las escuelas. Si tal prohibición no se incluye en la iniciativa, lo que no se consuma en la escuela se hará en casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.