Estado binacional

Si algo motivó a una persona a dejar su tierra y buscar ya no digamos el “sueño americano”, sino una posibilidad de subsistencia para su familia, eso fue la desprotección y el desamparo del gobierno. Y podrá haber muchos otros factores, como la cultura migratoria, el desempleo, la educación, los vínculos familiares con la racita que vive en los yunaited, entre muchos otros.

Peeero muchos de esos factores se pudieron evitar de haber contado con el respaldo del gobierno, de cualquier nivel, con más oportunidades para su desarrollo en sus propios lugares de origen. Sin embargo, hoy están en vilo diversos programas que por décadas han impedido que la migración se dispare y, por el contrario, han permitido concentrar los esfuerzos en conjunto con los paisanos en el norte para generar ese desarrollo que ha faltado en sus comunidades de origen.

El flujo de remesas ha llegado a tal grado que hoy representa el mismo presupuesto federal que se distribuye en todo el país y son recursos que también dejan dividendos al propio gobierno. Justo es que los migrantes tengan una verdadera representación en los espacios de toma de decisiones y eso se logrará garantizando su derecho al voto desde el exterior. Negarles este y otros derechos, programas y apoyos sería revictimizarlos: por los motivos que les hicieron partir y por la falta de respaldo en caso de regresar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.