No me provoca nada: Reflexionando sobre la vejez

Se acerca el Día del Abuelo en México y no podíamos dejar pasar la oportunidad de recomendarte cuatro filmes para repensar la tercera edad y seguir valorando la importancia de los abuelos en nuestras vidas. ¡No te los puedes perder!

1. Elsa & Fred

Seguro te romperás de risa a pesar del drama con esta divertida historia que narra el encuentro de dos personas, una mujer y un hombre, que viven la tercera edad de forma radicalmente distinta. Alfredo (Manuel Alexandre) es un hombre serio, responsable y algo apático después de quedarse viudo. Se muda a un piso pequeño y allí conoce a Elsa (China Zorrilla), que está llena de vitalidad y se muere de ganas de cumplir varios sueños. Una película bonita, esperanzadora y muy divertida.

2. Las chicas del calendario

Basada en la historia real de un grupo de mujeres británicas que se fotografiaron desnudas para un calendario en beneficio de la lucha contra la leucemia. El coraje de este grupo de mujeres convirtió esta historia local de un pueblo de Inglaterra en un evento mediático internacional y sirvió de inspiración para muchos actos de captación de fondos de todo el mundo. La película cuenta un acontecimiento vital: la viudez de una de sus protagonistas y decide emprender un proyecto para recaudar fondos contra la enfermedad. Su plan: publicar un calendario con fotos de las mujeres del instituto de la mujer.

3. Carmina o revienta

Carmina es el retrato de una señora de 58 años que regenta una venta en Sevilla. Tras sufrir varios robos inventa una original manera de recuperar el dinero para sacar a su familia adelante. Mientras espera el desenlace de su plan, reflexiona en la cocina de su casa sobre su vida, obra y milagros. Dirigida por Paco León, es el reflejo de una mujer empoderada en un entorno hostil, un reflejo de la sociedad y el papel que tienen las madres en él, sobre todo cuando se ven afectadas por una crisis económica.

4. Gran Torino

Clint Eastwood dirige y protagoniza este film, demostrando en ambas facetas que cumplir años muchas veces es sinónimo de hacer muy bien las cosas. En la historia, un veterano de la guerra de Corea, jubilado y solo, se defiende de unos hijos que quieren que ingrese en una residencia y de una nieta que desea quedarse con su vehículo, el Gran Torino. Aunque parte de un personaje típico de “viejo cascarrabias” que no se adapta a la llegada de inmigrantes asiáticos al barrio, las circunstancias le harán abrir la mente y poco a poco ir cambiando de idea. Un buen ejemplo de transmisión de enseñanzas o la idea de solidaridad y amistad entre distintas generaciones. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.