A ver quién la tiene más grande

Constantemente escuchamos o leemos el lugar común de “la ley de la jungla” refiriéndose a que siempre gana el más fuerte. Y es una jungla en la que los machos alfa siempre tendrán el lugar prioritario hasta que venga uno que la tenga más grande… que tenga “la alfa” más grande.

Ahora que han iniciado los informes de gobierno podríamos trasladar la jungla a los distintos escenarios en los que se realizan: el despliegue de sonido, los acarreos (ahora virtuales), la gala, las luces, los invitados, los representantes, el sonido y todo lo que tenga qué ver con una mínima probabilidad de ser el “macho alfa lomo plateado pelo en pecho” mejor conocido como “candidato a…”.

Por eso no es raro ver que en estos eventos de informes de gobierno se insista, incluso desde la comunicación institucional, en remarcar que al acto acudieron (o incluso les dieron el uso de la voz) fulanito y sutanito y perenganito, como si entre más larga sea la lista y con nombres de mayor peso (político, social, histórico, etc.) “más grande la tienen”… la alfa. Eso de los sistemas fálicos (falocráticos) también se encuentran en las viejas formas de hacer política.

1 comentario en “A ver quién la tiene más grande”

  1. Una nueva visión de las características de los politicos mexicanos que por cierto creo son de mecha corta como todo lo demás que poseen
    Gracias y felicitaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.