Aplican en la Capital austeridad republicana

Desde el inicio de la administración del presi Ulises Mejía hubo un cambio en la forma de ejercer el recurso público: mayor disciplina en el gasto, trabajar con eficiencia y optimizar los recursos.

Y aunque no hay fórmula mágica para hacer que los dineros rindan, mucho tiene que ver la estrategia a implementar para que una administración funcione con sustento financiero, una estrategia que depende en gran medida del cumplimiento de los contribuyentes.

Marivel Rodríguez Benítez, secretaria de Finanzas y Tesorería del municipio, indicó que además de estos elementos, han influido otros factores para que las finanzas públicas municipales puedan avanzar incluso entre la pandemia por el COVID-19, con reajustes presupuestales, economías internas y el fortalecimiento de las áreas más sustantivas durante la contingencia.

“Desde el primer día de la administración se empezó con ese estilo, ese esquema de trabajo, con mucha austeridad y disciplina, pero lo reforzamos este año con la necesidad ante la pandemia, aunque ya se hizo una forma de trabajo, un estilo de trabajo en la administración, ya no hay aquellos almacenes llenos de papelería que esperaban meses para agotarse, ahora se les va dotando mes a mes”.

Y es que durante la contingencia por el COVID-19, el 70% de los trabajadores no acudió de manera presencial a sus áreas de trabajo, lo que permitió generar diversas economías y fortalecer otras áreas que eran esenciales durante esta pandemia, como la seguridad o los servicios públicos.

Los sacrificios

El reto ha sido doble para este año debido a la disminución en la recaudación local y las necesidades propias de la pandemia que obligaron a contener el gasto a partir de un ajuste presupuestal en el que se redujo un 8% a las partidas no prioritarias, principalmente gasto corriente, además de aplazar algunas acciones que aunque necesarias, no eran tan urgentes.

Entre estas acciones estaba la adquisición de equipo de informática que se aplazó hasta el 2021, mientras que la adquisición de tres unidades vehiculares para fortalecer el área de Servicios Públicos se realizó a través de un comodato con el Gobierno del Estado gracias a las gestiones del presi Ulises Mejía.

Además, durante la pandemia, la banca comercial redujo sus tasas de interés interbancaria y eso ayudó a generar economías para invertir en los gastos extraordinarios derivados de la pandemia.

La federación también tuvo su parte, pues permitió una reasignación presupuestal en fondos como el FORTASEG en materia de seguridad, lo que permitió que 3.5 millones de pesos que serían destinados a capacitaciones y algunas adquisiciones se reorientaran para conceptos emergentes vinculados con la contingencia, a la par de apoyar mediante el Fondo de Estabilización Financiera.

“Lo que no se tocó y lejos de disminuirlo, más bien se invirtió más, fue a los servicios, porque como consecuencia de la pandemia, la ciudadanía se replegó en sus casas y eso genera que tenga más basura, que siga la recolección más continua, entonces lo que se hizo fue fortalecer las asignaturas de servicios, además de la seguridad, donde se han recuperado a la fecha 12 vehículos que estaban en corralones y ahora ya se incorporaron y andan en operación”.

Asimismo, el área de Comercio se ha mantenido activa durante la contingencia y ha requerido invertirle, pues se encargan de los operativos permanentes en las casetas sanitarias en la Plaza Bicentenario, tianguis y mercados, promoviendo las acciones preventivas ante el COVID-19.

Sin embargo, se prevé algún ajuste en la asignación de recursos municipales a obra pública a fin de continuar invirtiendo en las acciones de contención y prevención por la pandemia, aunque continuarán los recursos federales para seguir con la infraestructura social básica, como ampliaciones de drenajes, redes de agua potable, alcantarillado, redes eléctricas, pavimentaciones, entre otras.

Salir del bache

Ante este panorama, Marivel Rodríguez aseguró que “el cierre del 2020 está salvaguardado, lo vamos a tener muy parecido a lo que se tenía estimado, porque a pesar de la disminución de participaciones, el gobierno decidió compensar con el Fondo de Estabilización Financiera, entonces 2020 de alguna manera lo vamos a cerrar y en el caso de la Capital cerraremos de manera ordenada”.

Precisó que “la suma de todas estas acciones nos ha permitido estar tranquilos, vamos a tener un cierre ordenado, con carencias, con muchísima disciplina financiera, porque las calificadoras observan que seamos eficientes en la recaudación y que seamos disciplinados en el gasto, son dos actividades que no hemos dejado un solo día de estar observando de manera muy puntual”.

Y es que caer en alguna mora de cualquiera de las obligaciones, como el pago del Seguro Social, impuestos, adeudos, entre otros compromisos, puede afectar bastante, por eso “hemos sido muy cuidadosos con todos los pagos, eso nos ha ayudado a tener una buena calificación”, aunado a la mejora en las tasas de interés de las instituciones bancarias, “por eso pensamos que en la suma de estar haciendo un ejercicio cuidado, ordenado, muy transparente y disciplinado, era momento de ir a una reestructura de la deuda”.

El 2021

Algunas proyecciones para el próximo año no son muy prometedoras pues se prevé que continúen los efectos de la pandemia y así lo reconoció Marivel Rodríguez, quien afirmó que “para el 2021 la condición financiera cambia radicalmente porque disminuyen las participaciones, no habrá más Fondo de Estabilización y la recaudación seguramente tendrá secuelas por la pandemia, ojalá el 2022 estemos hablando de otra situación, pero el 2021 el ingreso será menor”.

Esto implicará algunos sacrificios, por ejemplo, los recursos que se pueden convenir con otras instancias para ampliar los alcances de algún programa o acción, como se ha hecho con Gobierno del Estado, o en el caso de las contrataciones temporales: “se tendrán que compensar redoblando esfuerzos con los compañeros que tengan la fortuna de permanecer, en general insistiremos en ser más eficientes en el gasto”.

Con la próxima renovación de los Ayuntamientos, también consideró que “vamos a dejar una administración muy ordenada, con ejercicios que podrán ser revisados por quien tenga que hacerlo y van a encontrar que lo que se realizó fue lo que debimos hacer, que nunca sesgamos la forma en que debimos haber aplicado un peso de las contribuciones del ciudadano”.

“Quien venga al relevo podrá estar tranquilo de que no habrá mas deuda, no se va a contratar más deuda, habremos de cumplir con la que nos heredaron y que todas las obligaciones estarán atendidas hasta el último día que nos vayamos”.

1 comentario en “Aplican en la Capital austeridad republicana”

  1. Felicidades ing Marivel, Zacatecas necesita personas que optimisen los recursos, hacer mas con menos en beneficio de la sociedad, sobre todo los más desprotegidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.