Contrastes

Mientras ciertos grupos se centran en el escándalo de la pandemia y el bache económico de la actual administración de Andrés Manuel López Obrador, otro sector de la población agradece los apoyos sociales que han llegado quizá por primera vez a millones de personas que nunca habían recibido un beneficio del gobierno: por no ser grupo vulnerable, por no ser “demasiado pobre”, por no tener la edad, por mil y un razones.

La realidad es que un buen cambio en la 4T ha sido el carácter universal de estos programas, hoy elevados a rango constitucional. Así, pensiones o becas educativas llegan por igual, sin importar si son chairos o fifís. Pero hay quienes por fijarse en lo “macro”, olvidan lo “micro”.

Y sin embargo, en los detalles también hay contrastes, como la concentración de proyectos, programas, obras y acciones estratégicos de la 4T en el sur del país, la región más rezagada en el desarrollo económico y social es cierto, pero se desprotegen a otras regiones del país que también enfrentan esos indicadores, como Zacatecas. En la búsqueda de la justicia social también faltan equilibrios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.