La UAZ

Si algo tiene la 4T es que levanta piedras y corren las cucarachas. Hoy la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ) está en el ojo del huracán, al ver que algunos que se dicen universitarios podrían estar vinculados con la Estafa Maestra, en la que se desviaron más de 400 millones de dólares a través de empresas fantasma.

Pero esta corrupción no es reciente. El gran déficit que arrastra desde hace más de una década y que cada año le aprieta la soga al cuello también es producto de muchos actores que hoy forman parte de la misma 4T y que hoy le niegan el respaldo federal a una universidad que ha dado educación a tantas y tantas generaciones de zacatecanos (y foráneos).

La UAZ podría ser el gran ejemplo para Zacatecas de que las instituciones no son malas, sino las personas que las integran. Estigmatizar a nuestra Alma Mater por los actos cometidos por unos cuantos es llevar la dignidad y el espíritu universitario a la ignominia. Que se castigue a los responsable de tales actos de corrupción, pero que no se siga castigando a la UAZ.

1 comentario en “La UAZ”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.