Y también se va Fito Bonilla

Adolfo Bonilla Gómez, quien estuviera al frente de la Secretaría del Campo (SECAMPO), dejó su encargo como titular de una de las áreas estratégicas del estado y que nunca se detuvo durante la contingencia por el COVID-19.

El gober Alejandro Tello resaltó la labor que desempeñó Fito Bonilla durante su encomienda en la dependencia de respaldo al sector agropecuario de la entidad.

Agradeció su espíritu de servicio a los zacatecanos, de ser parte de su equipo, que se esfuerza por lograr mejores condiciones de desarrollo de toda la población, y con el compromiso de superar rezagos que, durante décadas, han hecho lento el despegue de las potencialidades del estado.

También destacó haber sido parte del impulso de programas y proyectos agropecuarios, de la mano de todos los colaboradores, para superar grandes adversidades, como la sequía de 2019, que también atravesó por la estrechez financiera y presupuestal, así como por el cambio de políticas públicas entre dos administraciones federales.

Además, destacó el impulso en políticas de cuidado y optimización del recurso hídrico en el sector agropecuario, con la construcción de 15 presas, cientos de bordos, ollas de agua, líneas de conducción y tecnificaciones en miles de hectáreas, así como la colaboración en el Programa de Concurrencia con Municipios.

Subrayó haber sido parte de la visión estratégica e instrumentación para que Zacatecas colocara 50 productos en los cinco primeros lugares nacionales, además de superar los 7 millones de toneladas de alimentos que se producen en la entidad y la exportación de 10 mil toneladas de frutas y hortalizas a ocho países.

El gober Alejandro Tello deseó a Adolfo Bonilla el mejor de los éxitos en los nuevos proyectos que emprenda, como lo hizo en la SECAMPO, donde se ejercieron la unidad, inteligencia y determinación para que Zacatecas logre ser una potencia agroalimentaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.