Al viejo estilo del PRD

Pero qué chimba con la encuesta interna para renovar la dirigencia nacional de MORENA. Y es que el Instituto Nacional Electoral (INE) declaró “empate técnico” por los resultados que daban ventaja a Porfirio Muñoz Ledo por únicamente 5 décimas porcentuales, lo que motivaría una tercera encuesta entre los dos finalistas: Muñoz LedoMario Delgado.

La decisión no gustó al primero y desde ya anunció que este lunes 12 de octubre al mediodía tomaría la presidencia del partido, lo que tampoco gustó al segundo y en el estira y afloja, todo indica que la presidencia de Muñoz Ledo no será reconocida ante el órgano electoral, que realizará esa tercera encuesta del desempate.

Porque una cosa parece no quedar clara: si se hubiera tratado de una elección por votos, aplicaría el llamado “voto por voto, casilla por casilla”, pero al tratarse de una encuesta con metodología específica, hay que considerar el margen de confiabilidad y ahí es donde la puerca torció el rabo, porque la ecuación final debe considerar estas variables para tener a un ganador definitivo.

Quien se ha visto más sensata en sus declaraciones es la senadora Citlali Hernández (a diferencia de Yeidckol Polevnsky, aferrada a un puesto), quien ha hecho un llamado a la unidad dentro del partido y construir desde las bases en todos los estados. ¿Para quiénes sería el guiño?

Metiendo las manos

En todo este batidillo, lo cierto es que Porfirio Muñoz Ledo le entró a la contienda cuando ya iba avanzada y pronto le sacó ventaja a los demás aspirantes, incluyendo a quien iba como puntero: Mario Delgado, quien evidentemente derrochó una buena lana para promoverse a nivel nacional (¿o a poco usted no recuerda el atascadero de publicidad en su feed del Facebook con la foto del cara de sapo?).

Pues a este derroche se podría sumar lo que ya acusó el senador José Narro: la intervención de la súperdelegada Verónica Díaz a través de los Servidores de la Nación para repartir propaganda por todo el estado y apoyar a Mario Delgado, y aunque no se dude ni tantito por los antecedentes en esa delegación de Programas para el Bienestar, pues sin pruebas tampoco hay cómo creerle al cien.

Sí llama la atención la escalada de Muñoz Ledo e incluso de Citlali Hernández, otra que también se subió al carro cuando ya llevaba tramo recorrido y aun así salió con la victoria y un amplio margen de ventaja frente a otros aspirantes. Su campaña no se vio tan onerosa, pero sí más efectiva en el convencimiento de las bases aplicando lo que mejor se les da: el discurso y la práctica.

Faltaría que el senador José Narro presentara las denuncias correspondientes sobre sus acusaciones o, de plano, todo quedaría en lo mediático. Algo así como los llamados a misa desde las tribunas del Legislativo en cualquiera de sus niveles.

Ni Geovanna ni Femat

Pues anduvo por estas tierras Alberto Anaya, dueño… cof cof… mandamás del Partido del Trabajo a nivel nacional, quien anunció que a pesar de su política aliancista, en el proceso electoral 2020-2021 se ve poco claro el panorama para ir junto con MORENA, donde traen un cochinero por la renovación de su dirigencia y si así están desde ahorita, cuando elijan a sus candidatos podrían ponerse peor.

Peeero en el PT no cantan tan mal las rancheras, por eso le leyó la cartilla a los aspirantes a la candidatura para la gubernatura por el PT: la senadora Geovanna Bañuelos, el diputado federal Alfredo Femat, el alcalde José Luis FigueroaMagdalena Núñez, que es algo de sabe qué allá en la Ciudad de México.

Los cuatro entrarán en una nueva encuesta en diciembre para ver si ahora sí hay desempate para elegir a su candidato o candidata a la gubernatura, porque con David Monreal la cosa tampoco se ve clara y más que triunfos, a lo mejor arrastra derrotas.

Geovanna BañuelosAlfredo Fematnomás cruzaron miradas en la dichosa rueda de prensa, porque sabido es de su trabajo a favor de Monreal. Amor con amor se paga y ambos han sido beneficiados por “la marca”. Con esas cuentas, le salen debiendo al PT y hasta es probable que la dichosa encuesta “mágicamente” se incline por El CepilloMagdalena Núñez… A menos que sí amarren con MORENA. Ya el candidato a la gubernatura sería lo de menos.

Arriba y adelante

El que no se duerme en sus laureles es Fito Bonilla, quien este fin de semana anduvo por Saltillo, Coahuila, tierra del priísta Manolo Jiménez Salinas (quien también se perfila para la gubernatura por aquellos lares), donde tuvo oportunidad de buscar el respaldo de la Confederación Nacional de Organizaciones Populares (CNOP), dirigido por Cristina Ruíz Sandoval y uno de los organismos más importantes dentro del tricolor.

Desde su renuncia a la Secretaría del Campo (SECAMPO), Fito Bonilla le ha apretado el paso para seguir cosechando frutos para su candidatura a la gubernatura de Zacatecas y hoy lo hace buscando al sector popular del PRI que aglutina a profesionistas, campesinos y pequeños y medianos empresarios, y ya de paso aprovechando la vuelta a Coahuila, amarrar proyectos conjuntos para que a Zacatecas le vaya bien, con eso de que Coahuila se ha destacado en su sector primario y secundario de la economía.

Por lo pronto se espera que esta misma semana el PRI dé a conocer la vía para elegir a su candidato o, en su defecto, un acuerdo de unidad donde se determine quién sería su candidato. Claro que desde hace unas semanas ya se había anunciado que habría mediciones internas para tantearle el agua a los camotes y no salir como el PT anunciando “empate técnico”.

De antemano se sabe que una vez definido este punto, habría que seguir apretando con los otros partidos para afianzar la llamada “mega alianza opositora”, pues hay sectores donde todavía no convence el proyecto y a Arturo Ortiz Méndez como que no se le ven ganas de meterse al ruedo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.