La obra del quinquenio

Si algo ha caracterizado a la administración de Alejandro Tello es que no se han hecho las llamadas “obras faraónicas”, pero eso no implica que se hayan dejado de invertir miles de millones de pesos en infraestructura para el desarrollo y bienestar de Zacatecas.

Hoy el panorama cambia. Pese al desliz en redes sociales que al tiempo enmendó con una disculpa, Tello podría heredar una obra importante para el estado con el anuncio de la autopista Zacatecas-Aguascalientes con el libramiento Fresnillo-Osiris-Cuauhtémoc y que iniciará su construcción en noviembre.

Sin embargo, la buena noticia llega en el último año de gobierno, por lo que quedará en manos de la siguiente administración seguir tocando puertas y apretando duro en las gestiones para que esta obra llegue a su conclusión, sin olvidar un proyecto que sigue siendo crucial para Zacatecas: la Presa Milpillas. El agua se acaba y no hay otra alternativa para los próximos 50 años. ¿O qué solución ven los aspirantes a la gubernatura?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.