Sigue dura la pandemia

Y así lo ha resentido la economía en todas sus actividades, con una caída manifiesta en el segundo trimestre del año, según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) y aunque podría repuntar ligeramente hacia el tercer trimestre, la expectativa no es promisoria hacia el cierre del año.

La única posibilidad de ir aminorando el impacto de la pandemia a la economía es reactivando el sector de la construcción, porque las actividades comerciales o de servicios consideradas no esenciales ya vimos que no hicieron caso a las recomendaciones sanitarias, o se las pasan por el arco del triunfo en la clandestinidad. Están viendo que la racita es risueña y todavía le hacen cosquillas.

Tanto peca el que mata a la vaca como el que le agarra la pata. Esta pandemia es una responsabilidad compartida y ese “hacer como que no pasa nada” ya nos está saliendo caro a todos. A este ritmo, claro que aumentará la pobreza y el número de pobres en el estado, pero el paquete económico de la federación para el próximo año no garantiza que papá gobierno nos mantenga con los programas sociales. ¡Se los siguen clavando!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.