¿Exceso de confianza?

Si como aspirante a la gubernatura de Zacatecas es malo, rodeado de un séquito de asesores aplaudidores (pero sin experiencia) David Monreal Ávila resulta mucho peor. Y es que desde su autodestape, el ex coordinador Nacional de Ganadería se ha dedicado a publicar infografías (?) sobre indicadores negativos en Zacatecas, citando fuentes que no son, que no corresponden, a las que incluso ha cambiado el nombre y cuyos datos ni siquiera son interpretados, pero son tomados fuera de contexto para justificar un discurso carente de propuesta.

Con razón en MORENA casi dicen “qué huevita” de personaje, que a pesar de los señalamientos en su gestión al frente del Crédito Ganadero a la Palabra aún se atreve a hablar de combate a la corrupción y citar el caso Odebrecht cuando ni siquiera ha podido aclarar las denuncias en su contra y solo alcanza a repetir una y mil veces “infamia”, casi con la esperanza de que la gente así lo crea.

Más nervioso anda su hermano Ricardo Monreal tratando de defender argucias legales que le abran cancha a David Monreal en el próximo proceso electoral, desde la negativa a la paridad de género en las candidaturas a las gubernaturas hasta metiendo cuchara con el Partido del Trabajo (PT) y el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) para lograr la pretendida alianza que impulse su candidatura sin broncas.

El problema es que en Zacatecas podría repetirse lo que ya se vivió en San Luis Potosí: la militancia tiene la última palabra, y si en MORENA la militancia dice No a la propuesta de llevar a David Monreal como candidato, ¿qué opciones hay? ¿fletárselas con el Partido Verde, que ni siquiera ha figurado en las encuestas de medición? Y si así fuera, ¿continuaría el discurso de la 4T y el lópezobradorismo, a pesar de que el Verde ya tiene fricciones con MORENA? Habrá que despertar al que sigue dormido en sus laureles para saberlo.

Otros sí hacen su chamba

Quien de plano no se duerme y sigue al pie del cañón es Caty Monreal, la pequeña del Chamuco mayor, y salió más viva que su tío David Monreal porque ella sabe que después de lo vivido en San Luis Potosí y con la llegada del nuevo delegado político José Alejandro Peña Villa, será la militancia quien decida cómo y a quién elegirán como su candidato a la gubernatura, una decisión que al parecer no recaerá en las cúpulas.

Por eso sigue trabajando en los municipios para seguir sembrando un capital político propio que se sume al que le ha heredado el senador Ricardo Monreal, un trabajo que ha sido reconocido bien entre la propia militancia de MORENA y ya la ven como uno de los cuadros jóvenes más fuertes del movimiento, un trabajo que también podría beneficiar a David Monreal si deja de subestimar el potencial de su sobrina.

No es extraño que en las mediciones rumbo al proceso electoral 2020-2021 se le considere con buenos números para suceder al diputado federal Samuel Herrera en el Distrito 4, sobre todo cuando es vista como líder para las nuevas generaciones en temas que son cruciales, como las causas feministas y las personas con discapacidad.

Con pandemia y todo, Caty Monreal sigue trabajando día y noche, de lunes a domingo, porque solo así se demuestra la verdadera vocación de servir, como ya lo hizo en Noria de Ángeles, Pinos y Trancoso donde estuvo hace un par de días con la militancia para informar sobre los procesos internos, la designación del nuevo delegado político y reiterar el llamado a la unidad para que pueda consolidarse la Cuarta Transformación y el Proyecto de Nación del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Busca padrino de hueso

Quien ya vendió su alma al Diablo y no precisamente el bíblico es el alcalde de Guadalupe, Julio César Chávez, quien estuvo este lunes en San Lázaro de visita con el senador Ricardo Monreal quien sabe con qué motivo, porque eso del video donde se muestra a ambos personajes para anunciar que Guadalupe no recurrirá a endeudamiento ni adelanto de participaciones para cerrar la administración bien se pudo haber hecho desde Zacatecas.

Hasta donde se sabe, Guadalupe se ha convertido en el nuevo epicentro del movimiento monrealista para la operación política en favor de David Monreal. No es gratuito que en esta región haya hecho sus pininos Caty Monreal, mucho menos que la superdelegada Verónica Díaz Robles haya iniciado su gira de informe anual de labores en este municipio, o que en la nómina de Guadalupe haya familiares de Pedro de León Mojarro, hoy señalado por su presunta participación en la Estafa Maestra, aunque hoy parece estar dentro del equipo de David Monreal.

Experredista, expriísta y ahora morenista, ha buscado a toda costa la “foto política” con el presidente Andrés Manuel López Obrador para lavar su imagen de chapulín ante la militancia que le dio su voto en el 2018, pero tal vez no se repita el fenómeno en el 2021 y menos cuando comienza a cansar (nuevamente) ese discurso de revivir viejas rencillas con el exalcalde Enrique Flores Mendoza para justificar el desorden que ha causado en el municipio, aunque digan que no es así.

Si busca padrino para seguir teniendo hueso en la administración pública, ante el escenario que vive MORENA al interior y con la poca trayectoria dentro de sus filas, los escenarios podrían ser adversos para el joven edil que dice trabajar con “honestidad y acciones firmes”, aunque tenga que pagar para recibir reconocimientos como Líder Internacional en la categoría de Gobierno Incluyente y Resiliente por instituciones patito.

Se acabó la Ley Seca

Se llegó el 15 de noviembre y con él terminó la llamada Ley Seca que implementó el Gobierno del Estado desde octubre pasado para inhibir las salidas no esenciales de la racita y evitar las reuniones familiares y sociales. ¿Funcionó? Baste ver las últimas cifras para darse cuenta de que la estrategia no funcionó y que la gente tampoco acató las medidas preventivas. Total, si figuras públicas han podido organizar bodas, cumpleaños y hasta “pool parties”, ¿por qué los zacatecanos no pueden tener su carnita asada con mariachi o banda a media calle?

El mismo problema están teniendo en otras entidades, incluyendo la Ciudad de México, pues ya a nivel nacional se ha considerado que son este tipo de reuniones los principales focos de contagio del mentado bicho. ¿El mexicano es terco como mula? Sí. Primero puede dejarse llevar por la noticia (falsa) de que la nueva vacuna contra el COVID-19 está hecha a partir de células de fetos abortados, mucho antes que creer en la letalidad y la gravedad del virus.

En el fondo el gobierno está entre la espada y la pared. No puede implementar medidas reestrictivas más duras porque podría violentar los derechos de la ciudadanía, pero tampoco puede ser tan blandengue como para no imponer algunas medidas, pues de no hacerlo hace mucho que habría colapsado el sistema de salud.

¿De quién es la responsabilidad? De todos y de ninguno a la vez. Mientras los tres niveles de gobierno sigan trabajando con criterios diferentes, mientras siga prevaleciendo el enfoque político antes que el de atención en salud, mientras el sector empresarial no jale parejo y acate las disposiciones que haya que acatar, mientras las familias no se apliquen con todas estas medidas, en diciembre habrá muchos hogares que tendrán una amarga Navidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.