Pasó de noche el 25N

Desde temprano la noticia del fallecimiento del futbolista Diego Maradona acaparó la agenda mediática del mundo y opacó la conmemoración por el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. De por sí fue poca la atención que se dio a esta fecha, incluso con los recientes hechos ocurridos en Fresnillo, para que al final se invisibilizara una demanda legítima de las mujeres.

Desde el Gobierno del Estado se había anunciado que habría 16 días de activismo, pero nunca se informó en qué consistía, un programa de actividades, algo alusivo. Más allá de un post del gober Alejandro Tello y el boletín del SEDIF, ni siquiera hubo un acto oficial conmemorativo.

Y la cosa se pone peor cuando vemos los perfiles de quienes hoy aspiran a un cargo público. Hacia la 1 de la tarde de este 25 de noviembre muy apenas habría algún posicionamiento alusivo de las senadoras Claudia Anaya y Geovanna Bañuelos, así como los senadores José Narro y Ricardo Monreal, e incluso del alcalde Ulises Mejía.

Pero ningún posicionamiento de David Monreal, de Luis Medina Lizalde, de Fito Bonilla, incluso del alcalde Julio César Chávez, quien prefirió presumir aquella foto con Diego Maradona en la que le obsequió una cruz de oro mientras días antes había informado que no había para pagar la nómina de Guadalupe.

Aunque ya tarde se acordaron de la fecha, así están las prioridades para la política de hoy. Si de verdad la mujer forma parte de su visión de gobierno, así se hubiera demostrado en una fecha tan simbólica. Al menos reconocieron el sensible fallecimiento de Flor Silvestre y su enorme legado.

Se va una grande

LOS ANGELES, CA – JULY 26: Flor Silvestre attends the ceremony honoring Pepe Aguilar with a Star on The Hollywood Walk of Fame held on July 26, 2012 in Los Angeles, California. (Photo by Michael Tran/FilmMagic)

En un 25 de noviembre “atípico”, también conmocionó la noticia del fallecimiento de  Guillermina Jiménez Chabolla, actriz y cantante mejor conocida como Flor Silvestre, a los 90 años de edad. Hasta donde se sabe, falleció en el rancho El Soyate, en tierras zacatecanas, luego de un debilitamiento en el corazón.

Guanajuatense de nacimiento, pero zacatecana de corazón, Flor Silvestre tuvo una carrera prolífica, con más de 70 filmes donde demostró su talento vocal que se tradujo en una producción de más de 100 discos.

Será recordada por sus participaciones en las películas “Primero soy mexicano”, “Ánimas Trujano”, “El bolero de Raquel” y “Las Hermanas Karambazo”, así como por su interpretación insuperable de los temas regionales “Cielo Rojo” y “Cruz de Olvido”.

Flor Silvestre conoció a su gran amor Antonio Aguilar hacia 1950, en su programa radiofónico “Increíble pero cierto”, pero el romance se consolidó hasta 1957, durante la filmación de la película “El rayo de Sinaloa” y dos años más tarde se unieron en matrimonio.

Al parecer sus restos descansarán junto a Antonio Aguilar. En adelante, su legado vivirá a través de sus hijos Antonio y Pepe Aguilar y sus nietos Majo, Leonardo y Ángela Aguilar, aunque esta última era la más cercana a Flor Silvestre.

A río revuelto, pierden todos

Hablando de política, en MORENA andan muy revueltas las aguas con eso de que el D21 se desbocó anunciando que David Monreal era el ungido como candidato único a la gubernatura de Zacatecas, en una coalición con el PT y el Partido Verde Ecologista de México (PVEM).

Peeero más pronto que tarde salió la verdad a la luz y hasta la secretaria general Citlali Hernández confirmó lo que ya se sabía: no se ha emitido convocatoria, no se han definido alianzas, por lo tanto no hay candidatos en ningún estado. Miente quien así lo afirme y, como dice el juramento que deberán firmar los aspirantes, estos están obligados a “no mentir, no robar y no traicionar al pueblo”.

Total que los del D21 (y unos cuates de los medios) hasta andaban asegurando que David Monreal había contendido a la gubernatura en el 2016 por MORENA, cuando la Plataforma Nacional de Transparencia dice que sigue estando en el PT. Bien raro.

Hasta el presidente del comité nacional, Mario Delgado, parece no entender de sus errores y olvida lo que marcan sus estatutos. Ahora salió muy campante junto a Sonia Rincón, coordinadora nacional del partido turquesa, a anunciar la coalición con el Partido Nueva Alianza (ese al que brincó el diputado Héctor Menchaca) en los 15 estados donde habrá elecciones en el 2021, saltándose a la militancia como ocurrió en San Luis Potosí, una militancia que si no ha querido aliarse con el PVEM por su pasado tricolor, podría pensar lo mismo del PANAL que impulsó a Enrique Peña Nieto a la Presidencia.

Fichados por el INE

Y siguiendo con la política, a propósito de los nuevos lineamientos y el llamado 3 de 3 para el próximo proceso electoral, el Instituto Nacional Electoral (INE) dio a conocer el que un presidente municipal y un exalcalde encabezan la primera lista del Registro Nacional de Personas Sancionadas en materia de Violencia Política contra las Mujeres en Razón de Género.

Se trata de José Alejandro Ochoa Valencia, expresidente municipal de Colón, Querétaro; y Felipe Mora Hernández, alcalde de Calakmul, Campeche, quienes cometieron violencia política en contra de mujeres y así lo demuestran sus sentencias.

Como se recordará, a partir del 7 de septiembre de este año, funcionarios, candidatos, políticos, periodistas y cualquier ciudadano que haya ejercido violencia política estará en el Registro Nacional de Personas Sancionadas en materia de Violencia Política contra las Mujeres en Razón de Género; sin embargo, de momento no conlleva por sí sola una sanción más allá de la publicidad de los nombres.

En cambio, sí tiene implicaciones los nuevos lineamientos del INE para el registro de aspirantes a algún cargo de elección popular, quienes deberán cumplir con tres supuestos: no haber sido sancionado o condenado por violencia familiar, por delitos sexuales o por incumplir con la pensión alimenticia.

Eso no impedirá que algunos infames revivan infamias por violencia política por razones de género en el Ayuntamiento de Zacatecas, a pesar de que no aplica en este caso, por la temporalidad en que ocurrieron los hechos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.