Valores y Navidad

Se llegó la Navidad de un año diferente a todos. Esta es sin duda una temporada que no será fácil de olvidar, pero al mismo tiempo nos enseñó que debemos cuidar al planeta, el medio ambiente y los recursos naturales.

En esta ocasión quisiera aprovechar este espacio para hablar de los valores: ética, amistad, lealtad, perseverancia, compañerismo, empatía, amor, constancia, dedicación, entre otros.

En esta época de crisis los valores se han manifestado de diferente manera, como los mensajes en las redes: “si no tienes quien te haga el súper, llama”, “si llegaras a necesitar ayuda, aquí estoy”…

El inicio de la cuarentena se pudo observar que en las ciudades del mundo los elementos de Seguridad Pública, Protección Civil, Bomberos, rescatistas, llegaban a los diferentes hospitales para aplaudir y reconocer al personal médico, doctores, enfermeras, químicos, intendencia…

Las personas que vivían cerca de los hospitales cantaban canciones de ánimo o esperanza a los hombres y mujeres que se convirtieron en la primera defensa contra un enemigo invisible a simple vista.

Esas personas también fueron golpeadas, quemadas, mojadas, por personas cuyos valores les significaban contagio, lo cual obligó a que los gobiernos de todo el mundo implementaran medidas de prevención y cuidado al personal médico.

Al mismo tiempo la necesidad de mover la economía del mundo hizo que se levantaran restricciones, conocimos los establecimientos de actividades esenciales, ir a realizar las compras solo una persona por familia, así como colocar filtros sanitarios en prácticamente todos los lugares.

Aprendimos nuevos valores, asustarnos cuando nos decían positivos, alegrarnos cuando nos decían negativos.

Estos ejemplos nos sirven para entender que podemos cuidar el medio ambiente, desde un cambio de hábitos y valores, que debemos hacer caso a aquellas frases que desde que tenemos memoria nos dicen: “Ciérrale, el agua gota a gota se agota”.

Los grandes especialistas en educación ambiental mencionan en diferentes estudios, conferencias, seminarios o libros que debemos cambiar nuestros hábitos de consumo, aplicando valores de respeto al solo comprar lo que necesitamos, o bien, no tirar los residuos en la calle, separar desde nuestra casa.

También la disciplina de cuidar un árbol que sembramos en una reforestación, no dejarlo todo a gobierno, “que ellos le pongan agua”, hacernos responsables de nuestras áreas verdes, como menciona Félix Guattary en su libro “Tres Ecologías” basado en la Ecosofia.

Solo podemos tener un mejor medio ambiente si aplicamos estas tres ecologías: Mental, cambiar nuestra forma de pensar, ser coherentes entre lo que pensamos y lo que hacemos, para pasar a la ecología de hacer las cosas, de esta manera podemos hacer una ecología social, invitar a los demás a seguir nuestro ejemplo.

Esta Navidad de un año pandemico, como lo es el 2020, festeja con tu familia más cercana, transmite la magia de los valores del respeto, tolerancia, empatía, cuidarte para estar juntos pronto.

Regala momentos e instantes de amor a los niños y cuidado a los adultos, que uno de tus regalos al planeta sea no generar más basura, cuidar al medio ambiente, incluir en tu vida el cuidado de un árbol, planta o animalito. Recuerda esta Navidad que el mejor regalo sea una sonrisa.

¡Feliz Navidad!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.