El PRI, al rescate: Claudia Anaya

La precandidata a la gubernatura por la coalición Va por Zacatecas (PRI-PAN-PRD) sigue de gira buscando el respaldo de la militancia para abanderar la fórmula que dé solución a las malas decisiones de la federación y que han impactado en la calidad de vida de los zacatecanos.

En su gira por Tlaltenango y Teúl de González Ortega, Claudia Anaya reiteró el llamado a mantener la unidad entre la militancia y respaldar a los candidatos de la alianza para recuperar el equilibrio de poderes, porque será la única vía para detener el detrimento de las instituciones y de las finanzas del estado.

Aseguró que “como priístas debemos de dar esa legitimidad y fuerza a los que posteriormente estarán compitiendo en las candidaturas, a los que estarán convenciendo a la población de que somos un partido que tenemos la solución a los problemas que quejan en estos momentos”.

Anaya Mota enfatizó que la gente espera representantes que de verdad tengan la sensibilidad de responder a sus inquietudes, que se han incrementado con esta pandemia.

Eso afirma la aspirante a la gubernatura, quien en una semana ya subió 3.4 puntos porcentuales en las preferencias electorales, según la última encuesta de Massive Caller, y aunque todavía se encuentra por debajo de David Monreal unos 16 puntos, aún tiene la ventaja de la precampaña para seguirse posicionando.

Con el respaldo del PAN

Y hablando de Claudia Anaya, la dirigente estatal del PAN, Noemí Berenice Luna Ayala, también ha hecho lo propio para promover entre los panistas la aspiración de la senadora a encabezar la candidatura a la gubernatura por la alianza Va por Zacatecas.

No dudó en comparar a Anaya Mota con David Monreal, precandidato de la alianza Juntos Haremos Historia (MORENA-PT-PVEM), y destacar las ventajas de respaldar su aspiración, al ser una mujer trabajadora a quien no se le pueden encontrar irregularidades durante su gestión en cargos públicos.

También hizo un llamado a la militancia a confiar en la coalición PRI-PAN-PRD, “una coalición ganadora” que en ningún momento se atrevería a lucrar con la pandemia por el COVID-19 como, dice, está haciendo el Gobierno de México al vacunar en primer lugar a los Servidores de la Nación.

¿Por qué la crítica? Porque a su parecer, ahora se anuncia una reducción en el envío de vacunas a México para distribuirlas a otros países con menos recursos, pero en la primera etapa de vacunación se dio prioridad a un aparato de propaganda política antes que al personal de salud en primera línea de batalla.

Y como ya es costumbre, se fue como hilo de media criticando el desplome de la economía, la inseguridad en niveles alarmantes, el pésimo manejo de la pandemia y más cosas por el estilo.

¿Y Geovanna Bañuelos?

Meses tiene del nombramiento a Geovanna Bañuelos como coordinadora estatal de afiliación, o algo así, un nombre rimbombante para placearse por el estado haciendo precampaña y promover sin levantar sospechas su aspiración de ser candidata a la gubernatura por el Partido del Trabajo (PT).

Muchos recordarán que hasta se le vio en los cafés de Zacatecas y haciendo gira por diversos municipios aparentemente con esta finalidad, pero ha pasado el tiempo y sus apariciones en público son cada vez más escasas.

Pero ese vacío que está dejando la coordinadora del Grupo Parlamentario del PT en el Senado de la República lo está llenando un perfil más vivo en eso de hacer política: el diputado federal Alfredo Femat Bañuelos, quien todo indica que le alcanzan los números para la reelección.

En ausencia de la senadora, el diputado federal “orgullosamente UAZ” no solo ha tomado el papel que debería desempeñar Geovanna Bañuelos al interior del partido, sino que se ha convertido en vocero y promotor de la Cuarta Transformación alentando la suma de aliados que van abandonando las filas de la oposición.

Como quien dice, en la 4T hay campo para todos, así hayan estado con la mafia del poder, les hace falta bola para mostrar músculo y, con suerte, asegurar el triunfo en las urnas, a menos que se aparezca la senadora y determine otra cosa.

¿Dónde andará Geovanna?, ¿su bajo perfil últimamente se debe a que le llegaron al precio?, ¿sigue representando los intereses del PT o ya le hablaron bonito desde otras siglas?

No son ambiciosos vulgares

Resulta que Mario Delgado, dirigente nacional de MORENA, anunció con bombo y platillo que se habían registrado 12 mil 479 aspirantes a una diputación federal, tanto de mayoría relativa como las cotizadas pluris. Es decir, se registró un promedio de 24 aspirantes a cada una de las 500 diputaciones que se renovarán en la elección del 6 de junio.

Y ahí van de chile, mole y de manteca. Porque los aliados de la 4T ni siquiera se ponen de acuerdo en cuál será el proyecto que van a promover, porque mientras el PT abre las puertas a todos parejo, en el Partido Verde Ecologista de México no se abren tanto y en MORENA ya ni se sabe a quién hacerle caso.

Ahora salió la senadora Soledad Luévano, esa que legisla en las redes sociales, alegando que “con los corruptos ni a la esquina”, cerrando de tajo la puerta a cualquier advenedizo que renuncie a la oposición y quiera sumarse a la 4T.

Senda pedrada para los contralores de Guadalupe y Vetagrande, Julio César Nava y Juan Pedro Flores, o la regidora Violeta Cerrillo, quienes hace un par de días anunciaron su renuncia al PRI para sumarse a la aspiración de David Monreal rumbo a la gubernatura.

Pero esos advenedizos parecen molestarle a la senadora que asegura que los “chapulines, oportunistas y corruptos de todos los partidos están desesperados por entrar en MORENA”, como si el relajo en el proceso interno los dejara bien parados. ¿De verdad tiene calidad moral para poner “peros”?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.