¿La democracia no da para más?

Vaya perfiles los que levantan la mano para participar en la contienda electoral del 6 de junio, porque más allá de colores de partidos y los cargos a renovar, en muchos casos se trata de caras ya muy conocidas (y no para bien) y hay muy pocas caras nuevas que le den un respiro al menos a la boleta electoral.

Bien raro que en Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), el dirigente nacional Mario Delgado acusara que “les gana la ambición personal” a quienes protestaban por la selección de candidatos por dedazo, pero no dice ni pío por los perfiles que buscan postularse una y otra y otra y otra vez. ¿Eso no es ambición personal?

Y del otro lado no cantan mal las rancheras, pues más que músculo político muestran la inexperiencia de quien está tomando las decisiones políticas sobre los perfiles a candidatear, con el riesgo de perder distritos y municipios que con otros perfiles se tendrían asegurados.

Pero esto apenas empieza y aún faltan más o menos tres meses para que arranquen en forma las campañas, donde los candidatos tendrán 60 días para tirarse lodo con todo y, con suerte, aventarle al electorado alguna que otra propuesta para ver si votan. ¿De verdad así se reivindica la forma de hacer política?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.