Lejos de las metas

Evidentemente que la pandemia por el COVID-19 obligó a hacer muchos cambios en la administración pública, aunque poca transparencia ha habido respecto al reajuste de metas establecidas en los respectivos planes de desarrollo, tanto el estatal como los municipales.

Este 2021 arranca con la noticia (ya esperada) de una baja en la generación de empleos durante el mes de diciembre y aunque en realidad no fue el impacto esperado, sí obliga a pensar en la meta inicial de generar 40 mil empleos formales durante este quinquenio, una meta que tuvo que reajustarse a unas 30 mil plazas laborales.

Pero ante los recortes de la federación, sin las bolsas de años anteriores para proyectos de obra pública, con la mayoría de los recursos canalizados a atender la contingencia sanitaria y aplicando políticas de austeridad, difícilmente el estado podría llegar a esa meta.

Si acaso se podrán generar las condiciones para evitar que este año se pierdan empleos en la misma proporción que en el 2020, un año que debió dejar aciertos y fracasos en la toma de decisiones y de los cuales se debió aprender para evitarlos este año, justamente en el cierre de administración. Ya llegaron las vacunas. ¿Qué sigue?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.