Y que Dios nos agarre confesados

Después de dos semanitas de descanso necesario, volvemos con todo el punch para seguir ofreciendo una alternativa de información a nuestras audiencias, a quienes agradecemos la paciencia para seguirnos el pedo y la confianza para seguir botaneando de la vida diaria de nuestro Zacatecas.

Sabemos que el 2021 ha generado muchas expectativas, aunque no faltarán las caras largas, la bilis, los gritos de euforia y el cúmulo de emociones por el proceso electoral, que tendrá que transitar en medio de una pandemia que sigue y sigue y sigue hasta que por fin se haya inmunizado a la mayoría de la población.

Los presupuestos federal, estatal y municipales no tienen tampoco buena pinta porque les dieron su rasurada y se afectaron muchos programas para privilegiar vaya usted a saber qué. Lo importante es que en este 2021 el primer propósito que hay que cumplir es mantenernos vivos. Ya lo demás es ganancia y saldremos adelante, porque somos mexicanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.