Las mentiras de Alfonso Vázquez

Hace un par de días, integrantes del gremio cultural de Zacatecas denunciaron la falta de apoyos del Instituto Zacatecano de Cultura (IZC), especialmente durante la pandemia. Alfonso Vázquez Sosa, director del IZC, atribuyó este problema al Gobierno de México, al eliminar programas culturales; sin embargo, sus presupuestos dicen lo contrario.

A través de un comunicado, el director del IZC refirió algunos datos presupuestales entre el 2016 y el 2020 para justificar esta falta de apoyo al gremio cultural de Zacatecas, como la desaparición del subsidio Piso, que pasó de 32 millones en el 2016 a 5 millones en el 2019; o el Programa de Apoyo a las Instituciones Estatales de Cultura (AIEC) que el año pasado operó con solo 10 millones y se distribuyó en convocatorias y programas.

De acuerdo con la información financiera de las Cuentas Públicas, en el Estado Analítico del Ejercicio del Presupuesto de Egresos del 2016 se reportaba un presupuesto asignado de 179 millones 249 mil 869 pesos, de los cuales 61 millones 633 mil 675 pesos correspondían al Capítulo 1000 (34.3% del total del presupuesto) y 107 millones 385 mil 946 pesos al Capítulo 3000 (59.9%).

En cambio, para el 2020 el presupuesto asignado se redujo a 126 millones 99 mil 222 pesos, de los cuales 79 millones 745 mil 360 pesos correspondían al Capítulo 1000 (63.2% del total del presupuesto) y 40 millones 599 mil 968 pesos al Capítulo 3000 (32.1%).

De inicio, esto significa que entre el 2016 y el 2020 hubo un recorte de 53 millones 150 mil 647 pesos en el presupuesto total del IZC, lo que representa una disminución del 29.6 por ciento.

Y aunque la realidad es que el recurso destinado a servicios generales y programas de apoyo al gremio cultural sí se redujo en 66 millones 785 mil 978 pesos (es decir, un recorte del 62.1%), hubo en este periodo un incremento en la nómina del IZC equivalente a 18 millones 111 mil 685 pesos, es decir, un aumento del 29.3% respecto al gasto en nómina en el 2016.

¿Esto qué significa? Que el presupuesto destinado en 2020 a las acciones y programas de apoyo al gremio cultural es menor que el gasto en nómina del IZC, con una diferencia de 39 millones 145 mil 392 pesos.

El dilema

A través de un comunicado, Alfonso Vázquez Sosa indicó que “es decisión del gobierno federal, y no del estatal, el que programas culturales se hayan eliminado y en su lugar se hayan establecido otros con nuevas reglas de operación”.

Recordó que algunas de las convocatorias fueron Cultura en casa, Cultura ¡Hasta donde estés!, Cultura itinerante, Perspectiva de género, Ediciones y los programas ¡Vive la ciudad!, Muestra Estatal de Teatro, de la Camerata de la ciudad de Zacatecas, el Ensamble vocal y la Academia de Música Antigua de Zacatecas.

También aseguró que en el ámbito estatal “se continúa trabajando sin ninguna modificación, pues no es del todo correcto estar cambiando políticas de atención a diferentes sectores. La normatividad con la que funciona IZC es la que se definió en periodos de administraciones pasadas y no ha habido modificaciones en los mecanismos, éstos siguen funcionando”.

Vázquez Sosa agrega en el comunicado que “si bien no se alcanzan a cubrir todas las necesidades que se tienen, para ello se van adaptando programas, como fue el caso concreto de las convocatorias ya mencionadas y que operaron en el 2020 para atender a gremios que fueron afectados por la pandemia, lo que permitió la participación de distintos sectores, creadores e intérpretes”.

Finalmente señala que “la política de la actual administración ha sido atender de forma inclusiva y con cobertura en todo el estado con resultados que se pueden verificar en los informes de seguimiento y los portales institucionales. El cumplimiento de metas y avance programático le ha generado al estado logros importantes como el actual nombramiento de Capital Americana de la Cultura, entre otros”.

Bajos resultados

De acuerdo con el Programa Operativo Anual del IZC para el 2020, se tenían contemplados cuatro indicadores a evaluar respecto a las actividades proyectadas: patrimonio cultural, formación cultural, difusión y animación cultural, así como estímulos a creadores. En todos los casos la meta programada era “2,016” (personas, talleres, eventos y estímulos, respectivamente).

En el primer indicador, Patrimonio Cultural, se logró el 73.74% de la meta proyectada, que eran 2016 personas asistentes a los museos del estado. En el segundo indicador, Formación Cultural, se llegó al 59.9% de la meta programada, que eran 2 mil 16 talleres.

En el tercer indicador, Difusión y Animación Cultural, se rebasó la meta al lograr un 106.3%6% respecto a los 2 mil 16 eventos programados. Mientras que en el cuarto indicador, Estímulos a Creadores, apenas se llegó al 50.66% de la meta proyectada, que eran 2 mil 16 estímulos entregados.

Llama la atención que, de acuerdo con la Plataforma Nacional de Transparencia (PNT) y el Sistema de Portales de Transparencia (SIPOT), durante el 2020 no se tiene registro de ni un solo contrato de prestación de bienes o servicios, ni por licitación ni por adjudicación directa, a pesar de que el IZC contaba con un presupuesto de 40 millones 599 mil 968 pesos.

También llama la atención que en el Capítulo 3000, según el Estado Analítico del Ejercicio del Presupuesto de Egresos, se etiqueta una partida para Gastos de Comunicación Social y Publicidad, originalmente 1 millón 886 mil 514 pesos, con una ampliación de 1 millón 37 mil 310 pesos, por lo que el presupuesto total (y devengado al 31 de diciembre) en esta partida fue de 2 millones 923 mil 824 pesos, pero no existe evidencia de los contratos en los que se ejerció este recurso, como consta en la PNT y la plataforma del SIPOT.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.