¿Qué dejó la visita de AMLO?

Mucha expectativa se había generado por la gira que tendría el presidente Andrés Manuel López Obrador a Zacatecas. No era cosa menor. Van ya dos semanas que ocurrió el penoso episodio de los “33 gandallas” en el municipio de Villa de Cos sin que haya un responsable.

A ello se suman diversas acusaciones que han sido cada vez más recurrentes respecto a presuntos desvíos en la nómina de Servidores de la Nación, a quienes presuntamente les piden el 50% de su sueldo, como señalan varias denuncias ciudadanas que han mostrado evidencias.

Y por si fuera poco, la semana pasada tuvimos la polémica por el cambio de siglado de último minuto para la candidatura en la Capital por la coalición Juntos Haremos Historia, más una candidatura a la gubernatura cuyo proceso de selección sigue impugnado y pendiente de resolución ante la Comisión de Honestidad y Justicia.

Pero desde el primer acto programado en la gira se pudo prever que no habría mayores consecuencias, al considerar que la inauguración de la Universidad del Bienestar “Benito Juárez” en el municipio de Pinos fue justo en la calle “David Monreal Ávila”, el hoy precandidato a la gubernatura, y que durante toda la gira estuvo presente el senador Ricardo Monreal Ávila. ¿Hubo ausencias? Tal vez no figuraron en la foto, pero vaya que estuvieron presentes.

No más corrupción y “me caso ganso”

Al cierre de la gira en el municipio de Tlaltenango, el presidente Andrés Manuel López Obrador repitió lo que ya ha dicho una y otra vez: “que se denuncie si un candidato está utilizando dinero del presupuesto público, o dinero de la delincuencia organizada o dinero de la delincuencia de cuello blanco”.

Y remató: “hay regiones donde ellos deciden quién debe ser el candidato y quién va a ser el presidente y a los otros candidatos los amenazan y los hacen a un lado, eso no se puede seguir permitiendo, vamos a proteger en regiones en donde es usual esta práctica a todos los candidatos para que sea el pueblo libremente el que elija a sus autoridades”.

Pero justo en esa región trascendieron las últimas denuncias ciudadanas donde se evidencian anomalías entre los Servidores de la Nación, a quienes amenazan para quitarles el 50% de su sueldo, bajo la posible complicidad de la súperdelegada Verónica Díaz Robles, quien no figuró en el presídium de la gira, pero estuvo atenta durante los tres días de la visita.

También llamó la atención que el sábado muy temprano el alcalde Ulises Mejía Haro buscó un encuentro con el Presidente, luego de que horas antes había anunciado que se quedaba en MORENA, pero impugnaría el cambio de siglado en la Capital. ¿Habrá consecuencias?

Amor con amor se paga

Para muchos, la visita del presidente Andrés Manuel López Obrador en compañía del senador Ricardo Monreal al municipio de Fresnillo fue un evidente espaldarazo a la candidatura de David Monreal Ávila.

No fue gratuito que en el evento de evaluación de los Programas para el Bienestar en El Mineral, el mandatario expresara que “amor con amor se paga”. Durante toda la gira no se cansó de reconocer al senador Ricardo Monreal por todo el apoyo desde el Congreso de la Unión para que transiten reformas importantes para la Cuarta Transformación, como considerar delito grave el uso de programas sociales con fines electorales.

Pero la expresión no queda ahí. Desde hace meses quienes dicen simpatizar con el D21 han asimilado como lema de campaña ese “amor con amor se paga”, una forma muy sosa de referirse a la lealtad que merece ser retribuida en la misma medida.

Por ello no era de extrañarse que la visita se considerara prácticamente el espaldarazo para el inicio de campaña de David Monreal, quien este lunes a las 9:30 de la mañana (una vez concluida la visita presidencial) realizará su registro como candidato ante el Instituto Electoral del Estado de Zacatecas (IEEZ).

Sin embargo, el proceso de selección todavía está impugnado y el recurso interpuesto por Luis Medina Lizalde ante la Comisión de Honestidad y Justicia se mantiene firme. ¿Está en riesgo su candidatura como la de Félix Salgado Macedonio en Guerrero?

Ulises Mejía pide licencia

En sesión ordinaria, el Cabildo de Zacatecas autorizó la solicitud de licencia por tiempo indefinido al alcalde Ulises Mejía Haro. La terna será sometida a consideración de la 63 Legislatura del estado, quien tendrá que definir a la persona que sustituiría al edil al frente del Ayuntamiento de Zacatecas.

La terna está integrada por Salvador Estrada González, actual director del Sistema Municipal DIF; Ma. de Lourdes Delgadillo Dávila, actual secretaria de Desarrollo Social; y José Manuel Alvarado Moreno, actual secretario de Administración.

Como se recordará, en el 2018 se pretendía que Salvador Estrada fuera registrado como suplente en la candidatura a la presidencia municipal, aunque en su momento no fue registrado, por lo que desde entonces la suplencia quedó sin registro.

Hasta donde se sabe, el propio director del Sistema Municipal DIF sería el aspirante más fuerte para ser electo como alcalde suplente por la 63 Legislatura, pues se ha distinguido por llevar la fiesta en paz con todos los grupos al interior de MORENA, pero también con distintas fuerzas políticas y con el Gobierno del Estado.

De ser el caso, su designación como alcalde podría ser un respiro necesario al melodrama en la Joya de la Corona, cuya administración ha estado envuelta en varias fricciones con un grupo de regidores y la síndico, fricciones que podrían suavizarse con este nuevo cambio en la administración, aunque todo dependerá de la decisión que tomen los diputados locales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.