¿Qué pasa en MORENA?

Mientras el dirigente nacional de Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), Mario Delgado, sigue enfrascado en una guerra contra el Instituto Nacional Electoral (INE) por retirarle la candidatura a Félix Salgado Macedonio para la gubernatura de Guerrero, el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Guerrero ratificó la sanción del INE y le retiró el registro de candidatura.

Como se recordará, algunos consejeros del INE hicieron modificaciones a los proyectos presentados por la Comisión de Quejas, pues en algunos casos consideraron que la entrega de informes de manera extemporánea, aunque dentro de los plazos de fiscalización, no ameritaban la sanción más grave: el retiro de la candidatura.

Sin embargo, respecto al caso de Salgado Macedonio, la coincidencia fue la misma: debe sancionarse. Y aunque en el órgano electoral del estado de Guerrero también berreó el representante de MORENA, Carlos Alberto Villalpando Milián, finalmente los consejeros determinaron que lo conducente era aplicar la máxima sanción y dejarlo fuera de la contienda.

Por lo que se prevé, continuarán las manifestaciones contra ambas resoluciones de los órganos electorales que dejan sin candidato oficial a la gubernatura por MORENA, lo que no exime a Salgado Macedonio de continuar con los procesos penales en su contra por presunto abuso sexual. Bien lo decía la diputada federal Martha Tagle: a veces la justicia para las víctimas llega por otras vías.

Porfirio y la revolución de las conciencias

Las cosas no han pintado bien para MORENA desde la llegada de Mario Delgado a la dirigencia nacional, pero las muestras de rechazo entre la militancia han cobrado un nivel más álgido durante el proceso electoral en marcha debido a la imposición de candidatos, principalmente externos, que han relegado de la contienda a la verdadera militancia.

Uno de los perfiles que tampoco fue considerado para esta contienda es el diputado federal Porfirio Muñoz Ledo, quien este lunes en sus redes sociales publicó sendo reclamo al dirigente nacional por mantener secuestrado al partido.

Aseguró que la selección de candidatos “fue injusta y dedocrática. Se prefirieron miembros del PRI y del PAN sobre los nuestros, las bases están indignadas en todo el país” y todo porque según Mario Delgado, eran “instrucciones desde arriba”.

Total que Porfirio Muñoz Ledo acusó ser víctima de un veto “moralmente deleznable, políticamente inaceptable y jurídicamente impugnable” y todo porque no le permitieron buscar su reelección.

En su trayectoria política de más de 30 años puede haber mucha tela de dónde cortar, pero una cosa es segura: en esta Legislatura se ha alineado a lo que requiere la Cuarta Transformación. No es gratuito que haga un llamado a la “revolución de las conciencias” y que aquellos agraviados por estas prácticas desde las cúpulas se defiendan por todos los medios legítimos a su alcance. A estas alturas del proceso electoral, ¿prevalece el optimismo?

Y en Zacatecas no se quedan atrás

Por si creían que las aguas eran mansas en MORENA Zacatecas, tal vez aquí la crispación ha llegado a otro punto y en esa división ahora se entromete la senadora Soledad Luévano Cantú.

Alegando baños de pureza, y de memoria corta, atribuye a Luis Medina Lizalde la división en el partido en la entidad y cuestiona que Mirna Maldonado, uno de los miembros “históricos” de MORENA, no se le haya impugnado su postulación por la vía plurinominal.

Y se fue de corridito enumerando diversos acontecimientos desde la fundación del partido hasta la fecha, omitiendo diversos detalles en los que se ha involucrado el grupo (o los grupos) a los que pertenece, especialmente en los últimos meses.

Ahora pide un “pacto de unidad” y que sea firmado por Luis Medina, Eugenia Hernández, Caty Monreal y Jaime Casas (de ese tamaño es la división). Y ya de paso, que consideren sus “novedosas” propuestas de reducir los salarios de la burocracia, crear más programas sociales y construir más obras.

Sabido es que la senadora no tiene voz propia y que la mano que mece la cuna es el asesor más caro del Senado, el mismo que logró que Soledad Luévano contratara al hermano en el Senado apenas egresó de sus estudios universitarios. Esa es la postura de quien compartía curul, cachete con cachete, con Félix Salgado Macedonio y que ni una línea dedicó a las víctimas de presunto abuso sexual de su compañero de bancada. ¿Sembrará una rosa para que se haga el milagro de la “unidad”?

Debate “Rivera vs. Rivera”

Luego de los dimes y diretes en días pasados, Edgar Rivera Cornejo, presidente del Consejo Político Estatal de Movimiento Dignidad, arremetió nuevamente contra Virgilio Rivera Delgadillo, consejero presidente del Instituto Electoral del Estado de Zacatecas (IEEZ), y lo retó a un “debate público” para ver quién tiene la razón sobre la presunta parcialidad con la que se conduce el órgano electoral.

La guerra inició aparentemente a principios del mes de marzo, cuando diferentes aspirantes a alguna candidatura por Movimiento Dignidad pretendían registrar su solicitud ante el IEEZ, pero dicen que fueron tratados con la punta del pie.

El caso cobró otras dimensiones cuando el Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) determinó retirar a Rivera Cornejo su candidatura a la gubernatura de Zacatecas con el argumento de que había incumplido con la entrega de sus informes de fiscalización de precampaña.

Y como Edgar Rivera es de mecha corta, pronto despotricó contra el IEEZ y el consejero presidente por ser los responsables de haberlo sacado de la contienda, a lo que Virgilio Rivera contestó que esa responsabilidad recae únicamente en los partidos.

Pero como el asunto parece que no ha sido zanjado, se espera que este martes a las 11 de la mañana en el estacionamiento del IEEZ se realice este “debate público”, aunque todo indica que será únicamente templete para seguir despotricando y que el asunto incluso llegue a la Fiscalía General de Justicia del Estado de Zacatecas. ¡Sopas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.