60 días de circo

Y arrancaron las campañas y por más que se insistió en que había que seguir todos los protocolos sanitarios, pasó de noche. Mítines, convites, manifestaciones, marchas, pegas de calcas, rodadas de motociclistas y demás donde la Sana Distancia fue una completa desconocida.

Mucha confianza dejó la primera semana de vacaciones de Semana Santa en semáforo amarillo en Zacatecas. Bien por el sector turístico que tuvo algún repunte en sus ingresos, pero muy mal por quienes abusaron de la confianza y le perdieron el miedo a la pandemia, exponiendo su salud y la de los demás.

Bien dicen los pronósticos que ahí viene la tercera ola y que a pesar de que hoy se cuenta con nuevas herramientas virtuales, las campañas proselitistas siguen siendo lo mismo, sin reinventarse ni adaptarse a la pandemia por el COVID-19, sin importar en qué color se encuentra el semáforo epidemiológico.

Lo más triste del asunto es que ni siquiera se han sabido aprovechar las redes sociales para difundir las primeras propuestas de campaña. Todo sea por una selfie y una publicación trillada que genera likes, pero no votos (aunque sí tal vez algunos nuevos contagios). En estos 60 días de circo electoral, ¿a dónde vamos a parar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.