El show de los candidatos

A cual más de ridículos, los hay de chile, mole y de manteca y en estos cuatro días de campañas muchos parecen un espectáculo de lágrimas y risas, muy características del melodrama mexicano.

Desde tragicómicas historietas animadas, hasta el turismo gastronómico, bailes “improvisados” para esconder que tienen dos pies izquierdos, o la típica foto saludando a fulanito o sutanito asegurando que tal gremio es “fundamental” para ellos, dan más pena que qué cosa.

En el fondo, esas campañas de tan baja altura más parecen un show tipo “whitexicans descubriendo cosas”. Algo así tipo “los candidatos descubren los tacos banqueteros”, o “los candidatos descubren el menudo del mercado”, o “los candidatos descubren que hay gente viviendo en la pobreza”.

Y entre más “chistositos” pretendan ser, más se burlan del electorado del cual buscan la confianza del voto. Recuérdese que en el 2018 la gente votó por un proyecto, una esperanza, no por ver cuál candidato hacía más payasadas. Lo mínimo que se espera son propuestas de su parte. ¿O a ese grado se degradó la política?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.