Anhelando la paz

El 21 de septiembre es una fecha dedicada a conmemorar los ideales de paz de cada pueblo y cada nación. En 1981, la Asamblea General de Organización de las Naciones Unidas (ONU) promulgó esta fecha como el Día Internacional de la Paz. En 2001 decidió designar este día internacional como Jornada de No Violencia y Alto al Fuego, sentando las bases para la libertad, la justicia y la paz en el mundo.

Para este año el lema en el tema de la paz es “Recuperarse mejor para un mundo equitativo y sostenible”, en el marco de la pandemia COVID-19, dando importancia a generar alternativas para ayudar a las personas a recuperarse, fomentar la resiliencia, haciendo de nuestro planeta un lugar más justo, equitativo, sostenible y saludable.

Desde la antigüedad, en la sociedad ha estado presente el deseo de vivir en paz. Este deseo se ha manifestado en el cine, la pintura, la poesía, entre otros. Diversos intelectuales se han preocupado y han realizado aportaciones para la construcción para la paz expresando su deseo de alcanzarla.

Algunas frases sobre el tema de algunos científicos eminentes: “Cuando me preguntaron por algún arma capaz de contrarrestar el poder de la bomba atómica, yo sugerí la mejor de todas; la paz”, Albert Einstein; “O caminamos todos juntos hacia la paz o nunca la encontraremos”, Benjamín Franklin; “Los hombres construimos demasiados muros y no suficientes puentes”, Isaac Newton.

¿Qué es la paz?

La palabra paz proviene del latín (pax, pacis), concertar la paz componere bellum; en la paz y en la guerra, domi militiaeque; negociar la paz, pacem conciliare. Según las Naciones Unidas, la paz no solo es la ausencia de conflictos o guerra, sino es un fin, un objetivo imprescindible para ejercer y disfrutar los derechos humanos, en otras palabras, la paz, es sinónimo de promoción y respeto de derechos fundamentales.

De niña era común que cuando dos o más niños discutían o peleaban, algún adulto intervenía y decía “Ya, estense en paz”, entonces, estar en paz es ser tolerante, empático, aceptar la diversidad, respetar las decisiones de los demás, que exista armonía entre las personas, las familias, los gobiernos, los países.

La paz es un acuerdo que debe asumir la sociedad en su conjunto para convivir en un ambiente de justicia, armonía, equidad, tolerancia, libertad, solidaridad, empatía, compasión, generosidad, respeto y ayuda, entre otros. Son contrarios a la paz: la guerra, violencia, conflictos, maltrato, insultar, golpear.

Premio Nobel de la Paz

El Premio Nobel de la Paz es uno de los cinco Premios Nobel que fueron instituidos por el inventor e industrial sueco Alfred Nobel, junto con los premios en Física, Química, Fisiología y Medicina. De acuerdo a la última voluntad de Alfred Nobel, el Premio de la Paz ha de conferirse “a la persona que haya trabajado más o mejor en favor de la fraternidad entre las naciones, la abolición o reducción de los ejércitos existentes y la celebración y promoción de procesos de paz”.

Algunas de las principales personalidades que han destacado en la defensa de los valores de la Paz y los Derechos Humanos, que han obtenido esta distinción, tenemos a: Theodore Roosevelt, Martin Luther King, Tenzin Gyatso (Dalai Lama), Rigoberta Menchú, Nelson Mandela, Kofi Atta Annan, Malala Yousafzai y Kailash Satyarthi.

Índice de Paz

El Índice de Paz México es elaborado por el Instituto para la Economía y la Paz (IEP) y se basa en el índice de Paz Global, la medición más importante de la paz a nivel mundial. Este último indicador mide el nivel de paz y la ausencia de violencia en un país.

En 2021, México obtuvo 2,620 puntos, con lo que empeoró su situación respecto al informe de 2020 que obtuvo 2,571 puntos y descendió dos posiciones al pasar del lugar 138 al 140 en el ranking de paz global.

Por su parte, el Índice de Paz México analiza los desarrollos relacionados con la violencia y la paz en país en el año completo más reciente, así como las principales tendencias y factores que impulsan la paz en México. Entre los principales resultados del Informe se encuentran los siguientes:

La violencia en México se ha concentrado cada vez más a lo largo de las rutas clave del tráfico de drogas, en las cuales los grupos rivales están involucrados en violentas contiendas por el territorio que continúan impulsando las altas tasas de homicidio. En 2020, solo seis estados concentraron más de la mitad de todos los homicidios: Guanajuato, Estado de México, Baja California, Chihuahua, Jalisco y Michoacán.

En los últimos años se ha visto una creciente conciencia social sobre la violencia de género en México. Entre otros factores, esto se debe al aumento consistente en los niveles de violencia familiar y violencia sexual, además del aumento en el número de feminicidios, se han incrementado otras formas de violencia asociadas con el género.

En 2020, Yucatán fue el estado más pacífico de México por cuarto año consecutivo, seguido de Tlaxcala, Campeche, Chiapas y Nayarit. Baja California siguió siendo el estado menos pacífico de México en 2020, seguido de Colima, Zacatecas, Chihuahua y Guanajuato.

Los deterioros más importantes en 2020 ocurrieron en Zacatecas, San Luis Potosí, Sonora, Guanajuato y Michoacán. Tres de estos estados –Zacatecas, San Luis Potosí y Guanajuato– están ubicados en la región del Bajío, en el centro norte de México. En los últimos años, esta región se ha convertido en el escenario de una violenta lucha entre varios cárteles nacionales de drogas por el dominio del creciente mercado del fentanilo.

Lo anterior ha contribuido a que aumente la sensación de inseguridad, principalmente en las mujeres. ¿Cuándo volveremos a caminar por las calles del Centro en la tarde noche con tranquilidad? ¿Cuándo tendremos confianza en que las autoridades nos protegen? ¿Cuándo podremos sentirnos seguras al caminar solas por la noche? ¿Cuándo los encargados de la seguridad tendrán la suficiente sensibilidad con la sociedad? ¿Hasta cuándo podremos dormir tranquilos con la seguridad de que por fin viviremos en paz?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.