Septiembre y el águila real

Inicia el mes de septiembre, el mes patrio, el Día del Grito, desfiles, mes en el que la Bandera de México es símbolo de nuestra identidad, pues en ella se encuentra un Águila Real.

El Águila real Mexicana es un ave de presa que es representativa de nuestra cultura. Para los mexica, esta ave fue emblema de fuerza y valentía, es venerada desde la época prehispánica, principalmente por la etnia mexica; sin embargo, su majestuosidad ha transcendido las fronteras del tiempo y continúa siendo un ave importante para nuestra cultura, a tal punto que, junto con la serpiente, es la protagonista de nuestro Escudo Nacional.

Ha sido símbolo celeste, ave de luz, altitud y la profundidad del aire, debido a su capacidad de elevarse por encima de las nubes y acercarse al sol. Para algunos, representa el sol mismo. Su vuelo descendente significa el caer de la luz sobre la tierra; con las alas extendidas, el águila es símbolo de la cruz, delimita los cuatro rumbos cósmicos y constituye ella misma el eje del mundo.

La dualidad del águila y la serpiente significa el cielo y la tierra, ambos son animales poderosos que representan la fuerza, luz, brillo y tierra, vida, seguridad. Por la agudeza de su visión, juntos significan los poderes cósmicos sagrados entre los cuales habitan el hombre y alimentan su propio poder, así lo definían los mexicas.

Esta ave, con las alas extendidas mide más de dos metros, y con una longitud de pico a cola aproximadamente entre los 80 y 90 cm.

En algunos relatos históricos se cuenta el momento en que la tribu mexica llega al islote del lago de Texcoco, fundando así la Ciudad de México. Menciona algunos componentes de la fauna y flora del país, como es el nopal, lago, tunas rojas, que consideraron el corazón de Cópil, sobrino de Hitzilopochtli. Los mexicas erigieron ahí un pequeño oratorio, que se convertiría en el corazón de la gran ciudad.

En muchos pueblos se cree que el águila posee poder de rejuvenecimiento porque se expone al sol, y cuando su plumaje está ardiente, se sumerge en el agua pura y vuelve a encontrar una nueva juventud. Es otro de los mitos y leyendas que se cuentan del águila real.

Así como históricamente ha tenido mucha importancia la presencia del águila real, se ha visto amenazada, al grado que está considerada en la NOM-059-SEMARNAT-2010, debido a su reducida población y a las amenazas que podría enfrentar, como pueden ser el saqueo de los huevos y polluelos.

La más significativa es la pérdida del hábitat a causa de los cambios de uso de suelo, donde se ven afectados por las actividades humanas. Esta especie necesita una grandes áreas para sobrevivir y cazar, sitios adecuados para la construcción de sus nidos y sobre todo asegurar la caza.

Desde 1990 se han realizado varios esfuerzos para la conservación de la especie, acciones, metas y proyectos que tienen la finalidad de lograr la protección, conservación, recuperación y reintroducción del águila real.

Zacatecas es uno de los estados donde se tiene presencia del águila real. Como el pino azul, es una especie característica del estado. Los habitantes platican que hace mucho tiempo el Crestón de la Bufa,era un sitio donde se encontraba una pareja de estas.

Así llega septiembre, mes que conmemoran las fiestas patrias, donde se coloca a manera de orgullo una bandera mexicana, que lleva nuestra identidad, valores e historia de nuestro país. Estemos orgullosos de nuestros emblemas naturales, cuidemos el medio ambiente de nuestro país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.