Como dice Jorge Garralda: “¿Sabe qué? ¡No se deje!”

Recordando a Jorge Garralda, conductor del programa “A quien corresponda”, una persona que siempre ha luchado por la justicia, se ha destacado por su labor a favor de los más desprotegidos y un altruista admirable, siempre recuerdo que concluía ese programa, dando un golpe con su puño en el escritorio, al tiempo que decía su famosa frase: ¿Sabe qué? ¡No se deje!”.

Podría decir muchas cosas sobre Jorge Garralda, todas buenas, por cierto, pero por ahora solo estoy recordando y utilizando su frase para que los trabajadores al servicio del Gobierno del Estado de Zacatecas que no han recibido sus percepciones quincenales no se dejen.

La fracción XI del artículo 82 de la Constitución Política del Estado Libre y Soberano del Estado de Zacatecas, menciona que una de las facultades del gobernador es: “Nombrar y remover libremente a los servidores de la Administración Pública estatal, en los términos de las leyes reglamentarias, con excepción del nombramiento del titular del órgano interno de control del Poder Ejecutivo del Estado, cuya designación será aprobada por la Legislatura”.

En un hecho sin precedentes en Zacatecas, el nuevo gobernador toma posesión de su cargo, con un gabinete parcial y sumamente limitado, cuando antes, siempre que rendía protesta un nuevo gobernador, ya lo hacía con su gabinete completo, es más, desde el proceso de entrega-recepción ya se conocía quiénes serían los nuevos titulares de las dependencias.

Así era en el pasado, pero el actual gobernador asegura que “los gobiernos anteriores tuvieron la culpa”, sin mencionar el de su hermano.

Dos semanas después de tomar posesión de su cargo, el gobernador David Monreal Ávila asistió a la protesta de Ricardo Gallardo, como gobernador de San Luis Potosí, quien sí dio a conocer la lista completa de quienes conformarían su gabinete de gobierno.

Da pena ajena que en Zacatecas, a 23 días de la nueva administración, aún no se define quiénes serán los titulares de la mayor parte de las dependencias. No obstante “la difícil situación por la que transita el gobierno del estado”, según dice el Ejecutivo Estatal, nada justifica que dejen de pagar el sueldo a una parte de los servidores públicos que, habiendo devengado su salario, no les ha sido pagado, siendo indispensable para su sustento y el de sus familias y que por ley les corresponde.

Muy rara esta situación porque el pago de nómina, así como de obras contratadas, ya están calendarizadas y ahora resulta que “no hay dinero”, “dejaron las arcas vacías”. El salario constituye uno de los derechos de toda persona que trabaja para un tercero y que le deben permitir satisfacer sus necesidades básicas al trabajador y su familia. Al incumplir con el pago de la nómina, este gobierno está violando un derecho humano.

Es por eso que me refiero a la frase de Garralda: “¿Sabe qué? ¡No se deje!”. El artículo 82 de la Ley Federal del Trabajo establece que: “El salario es la retribución que debe pagar el patrón al empleado por su trabajo”, por eso a quien no le hayan depositado su quincena, tiene derecho a reclamar, a demandar. Se debe solicitar al patrón, en este caso el Gobierno del Estado, el pago de los salarios devengados y en caso de no obtener respuesta, levantar una demanda.

Hay un Instituto de la Defensoría Pública del Estado de Zacatecas, en el cual deben brindar asesoría jurídica en materia laboral gratuita y proteger los derechos de los trabajadores, como falta o demora de pago de salarios devengados, despido injustificado, recisión laboral, entre otros. De este instituto tengo algunas dudas, me da la impresión de que actúan como juez y parte al mismo tiempo.

Se puede demandar ante la Junta de Conciliación y Arbitraje, más aún si tienen base o contrato y no les han informado que los despedirán y en el caso de despido injustificado se puede iniciar una demanda laboral. Tienen un mes de plazo para demandar ante la Junta de Conciliación y Arbitraje por terminación de la relación laboral por causas imputables al patrón, sin responsabilidad para el trabajador (despido injustificado) y dos meses para quien despidan de su trabajo.

Las sanciones por no pagar el sueldo a tiempo van desde 250 a 5 mil veces el salario mínimo general. En caso de terminación de contrato, es obligación del patrón pagar al trabajador la indemnización que le corresponde de acuerdo a la ley. Si se van a litigio, la indemnización es de tres meses de indemnización más 20 días por año de indemnización y el pago de salarios caídos durante el tiempo que dure el procedimiento.

El gobernador, el mismo que cuando fue Coordinador Nacional de Ganadería contó ovejas dobles y fue señalado por la Auditoría Superior de la Federación por irregularidades en la entrega de animales, ahora es el peor evaluado en el ranking 32 de desempeño de gobernadores, lo que provoca vergüenza para Zacatecas.

David Monreal Ávila solo nos ha demostrado su incapacidad para gobernar y falta de sensibilidad, está perjudicando a una gran parte de las familias que no han recibido su salario o, como es mi caso, que no hemos recibido la pensión del Issstezac. Yo recomiendo a los compañeros que no han recibido su salario, consultar a un abogado especialista en derecho laboral. Mientras más se tarde en pagar el gobierno, más tendrá que pagar.

4 comentarios en “Como dice Jorge Garralda: “¿Sabe qué? ¡No se deje!””

  1. Todo lo expuesto en el presente artículo es correcto ojala ei nuevo Ejecutivo del Estados se diera cuenta, reflexione corrija y se ponga a trabajar?

  2. Como dice Enedina, esto da pena ajena, es tiempo que se tome el sartén por el mango y sacar la casta por Zacatecas, por favor ya resuelva el pago de los pensionados y y no lastimen más a trabajadores, no es justo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.