Piso parejo en MORENA

Tiene razón el senador Ricardo Monreal cuando acusa que no ve piso parejo en Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) para la selección de candidato a la Presidencia en el 2024. Y lo sabe bien porque fue cómplice de los “vulgares ambiciosos” como el dirigente nacional, Mario Delgado, que impusieron candidatos a modo en todo el país.

Pero no vayamos tan lejos. En Zacatecas, fueron al menos cuatro militantes y un externo que registraron su intención de ser candidatos a la gubernatura en el pasado proceso electoral. Solo uno llevó a sus últimas consecuencias la aparentemente arbitraria designación de David Monreal como “el candidato”.

En un largo y tortuoso proceso jurídico, Luis Medina Lizalde, uno de los históricos del movimiento, logró que el Comité Nacional revelara el “modus operandi” para designar a los candidatos de todo el país.

Primero, una convocatoria confusa que dejaba a la arbitrariedad definir quién sí y quién no podía obtener su registro como candidato con base en la opinión de “líderes” y “medios de comunicación”, cuya fuente nunca fue revelada, y aunque el dirigente nacional siempre afirmó que los candidatos que sí obtuvieron su registro habían sido seleccionados por haber ganado “las encuestas”, en la realidad nunca hubo encuestas.

Así lo confirmó el Comité Nacional de MORENA en la solicitud de información con el número de folio 2230000016521. A través del oficio MORENA/OIP/986/2021, Expediente: RRA. 5496/21, se informa que el partido en ningún momento levantó encuestas, ni erogó recursos para tal fin, al argumentar que no hubo precandidatos registrados.

La trampa en la convocatoria emitida por MORENA fue que solo quienes hubieran obtenido su registro podrían participar en la medición a través de encuestas para seleccionar a los candidatos, y solo si hubiera más de un aspirante con registro validado.

Así fue como la Comisión Nacional de Elecciones descartó a los demás aspirantes y únicamente validó el registro de David Monreal como candidato a la gubernatura, una situación que se repitió en los otros 14 estados donde hubo elección de gobernador, incluso en los casos de Michoacán y Guerrero donde el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación declaró que se incurrió en actos de precampaña.

Ahora bien, desde hace ya varias semanas el senador Ricardo Monreal ha declarado su intención de ser el candidato a la Presidencia en el 2024. Incluso fue recibido en Coahuila, en el informe del senador Armando Guadiana, con vítores de “presidente, presidente”.

Pero desde hace también ya varias semanas, Monreal Ávila aparece al final de los aspirantes a la Presidencia en las mediciones realizadas por diferentes casas encuestadoras, con menos del 2% de las preferencias. Y según las mimas mediciones, la pugna estaría entre dos perfiles: Claudia Sheinbaum, actual jefa de Gobierno de la Ciudad de México, y Marcelo Ebrard, canciller de la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Sobra decir que la primera es la “favorita” del presidente Andrés Manuel López Obrador, y que seguramente tendrá que medirse en un proceso interno junto a Marcelo Ebrard, so pena de confirmar que los dados están cargados y que se replique la misma estrategia que en la elección pasada en las 15 gubernaturas.

Decía Oscar Wilde que no importa si hablan bien o mal de uno, lo importante es que hablen y así ocurrió en el caso de David Monreal, donde ocho de cada 10 impactos en medios de comunicación eran negativos. Y a pesar de todo, fue “el candidato” y hoy es gobernador de Zacatecas.

En el caso del senador Ricardo Monreal, mantiene una proporción similar de impactos positivos y negativos entre los medios de comunicación. Sigue vigente en la agenda mediática, pero quizás los números no le dan para colocarse en la Presidencial por MORENA.

No es gratuito que de pronto se hayan disparado las cuentas que promueven el hasthag #RSM2024, “Redes Sociales Monrealistas 2024”, que bien recuerdan al extinto Redes Sociales Progresistas, pero que tenga mayor impulso entre quienes buscaban afianzar la creación de Fuerza por México en el pasado proceso electoral.

Tampoco es gratuito tantas voces que lo vinculan con Movimiento Ciudadano como posible aspirante, en una ruta en la que tendría que medir fuerzas contra un joven Samuel García, que recién inicia su mandato en Nuevo León, con mucha mayor aceptación de la que hoy goza el fresnillense.

No faltan las voces que también lo proyectan como candidato por el PRI o la coalición Va por México. Finalmente, si el senador Ricardo Monreal de verdad quiere llegar como candidato a la Presidencia en el 2024, sin importar el partido, algo tendrá que hacer para colarse en “las encuestas” y modificar la percepción sobre su figura. ¿Un 2% se podría convertir en un 36% en dos años y medio?

1 comentario en “Piso parejo en MORENA”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.