Renovarse o morir

En política no hay casualidades. Y aunque el café de la Acrópolis es más sabroso, a diferencia del café de las franquicias, la política “de café” hace mucho que quedó atrás. El PRI lo entendió a la mala: renovarse o morir, y hoy tienen las consecuencias. Pero hay a quien todavía no le cae el 20.

Políticos de café

Frente a la imposición de un apellido en el Senado, metiéndose como sanguijuela en la 4T, tejiendo los hilos del 2021 no solo desde San Lázaro, sino extendiendo sus redes hasta Zairo, metiendo en líos a un fuerte activo del partido por una pretendida cacería de corruptos; MORENA Zacatecas aún parece vivir en los tiempos de doña Amalia García Medina, cuando los tejes y manejes se hacían en el café más popular de Zacatecas. Pero los tiempos cambian, las formas también. Los políticos, jamás. Aunque se reconoce el liderazgo y la influencia que aún tiene el Oso Medinapara la historia política de Zacatecas y de la vida universitaria, hay sábanas menos orinadas que el senador José Narro, quien luego del “cónclave” en Acrópolis declaró que apoya la adelantada alianza MORENA-PT-PVEM (que, por extensión, respalda a David Monreal Ávilapara la gubernatura). Con esos amigos…

Las vacas flacas

¿Qué mensaje enviaron los retratados en aquella “reunión de amigos” por la 4T? Si se pretendía mostrar músculo frente al D-21 (con alianza o sin ella, por el partido que fuere), las vacas están muy flacas. Porque, siendo hipotéticos, imaginemos qué actores han mostrado afinidad hacia “el otro lado” (para bien o para mal, porque entre sumas y restas algo quedará): Alfonso Ramírez CuéllarCarlos PuenteAlberto AnayaSoledad Luévanoen lo federal, y en lo local, desde Verónica Díaz Robles, Omar Carrera, Héctor Menchaca, Jesús Padilla, Priscila Benítez, Enrique Laviada, Cuauhtémoc Calderón, Felipe Andrade, Norma Julieta del Ríoy un largo etcétera de empresarios y godínez en dependencias federales, estatales y municipales. Y no olvidemos la piedrita en el zapato que representan en la capital la síndico Ruth Calderóny los regidores Sergio Garfias, Luis Monreal, Lupita Salazar, Fátima Castrellón, Susana de la Paz PortilloManolo Solís. Estructura la hay, eso que ni qué. ¿Acá también hay con qué?

Tricolores, afinando el tablero

Donde también se cuecen habas es en el PRI. Y es que don Fito Bonilla, mandamás en la Secretaría del Campo (SECAMPO) tampoco la tiene segura. Recuérdese el anterior proceso en el que aspiraba porque respiraba (y tenía con qué) y finalmente el candidato fue el conta Alejandro Tello. Pero ahí sigue la mata dando, igual que Roberto LuévanoCarlos Peñaque también alzan la mano, pero aún quedan fichas por jugar (sí, aunque usted no lo crea) y es que en radio pasillo ya se escuchan otros nombres con un perfil más cercano al de don Porfirio Muñoz Ledo, priísta de cepa y, paradójicamente, lo mejor que ha dado esta 4T. En política no hay sorpresas, hay sorprendidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.