Se agitan las aguas

¡Sooopas! Que lo de Carlos Puente nomás era la puntita y ya se empiezan a mover las aguas por todos lados en lo político, cuando la gente todavía no pasa el mal trago del mentado bicho del COVID-19. Entre adelantados, encuestitis, declaracionitis, acusaciones y las mejores fotografías mostrando músculo (ya no se sabe si político o físico porque puras vacas guangas), varios nombres comienzan a sonar y agárrese que la danza apenas empieza.

Panistas levantan la mano

Con esto del proceso electoral 2020-2021, que todavía no inicia pero ya se movieron las aguas, no solo empiezan a levantar la mano en partidos como MORENA. Por allá en el sur de Zairo, el panista Miguel Ángel Varela, mandamás de Tlaltenango, ya se anda arremangando para la talacha que viene y da a entender que tiene con qué para buscar otro escaño. No se le olvide que ya ganó dos procesos para el mismo cargo y sigue haciendo ruido para ir más alto. ¡Quién lo viera, tan jovencito y gavilán pollero! A lo mejor sale más productivo que otros blanquiazules… ¡Saaabe!

Entre priístas te veas

Si creía que solo en el PRD se agarraban con las sillas o que en MORENA se acusaban de todo con tal de alcanzar un hueso, en el PRI tienen más de 70 años de experiencia y por eso lo hacen con finura. Resulta que por mucha disciplina tricolor, hay quienes siguen pujando para ser el sucesor del gober Tello en el 2021 y ahí los ve en entrevistas, tomándose fotos, repartiendo cuanta cosa puedan con esta contingencia… Peeero se vienen rupturas y choques internos entre dos grupos y todo por un supuesto pacto del 2010 en el que varios estuvieron involucrados, incluyendo David Monreal. ¡Agárrese!

¿Con qué ojos?

Pues ayer el Gobierno de México dio a conocer el Plan de Movilidad 4S (no es otra de esas teoría conspiracionistas de invasión extraterrestre y supremacía gringa): Saludable, Segura, Sustentable y Solidaria. Y aunque no suena mal, pues le ponen un tremendo reto a doña Lupita López Marchant, la mera mera de la SEDUVOT, porque entre los ejes se plantean ciclovías emergentes, transporte público con niveles de ocupación adecuados y sana distancia, con mayor frecuencia y oferta, banquetas ampliadas, entornos estratégicos y seguros… muy bonito todo, pero ¿con qué ojos? Si muy apenas se pudo arrancar el nuevo plan de movilidad y con el mentado bicho se frenaron muchos de los trabajos, como en todas las áreas, pero con eso de la reasignación presupuestal para priorizar la atención de la pandemia, ¿con qué ojos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.