Con sombrero ajeno

Desde muy joven fue arrogante y narcicista, pero eso se ha acentuado con el paso del tiempo. Hoy el alcalde de Guadalupe, Julio César Chávez, presume con sombrero ajeno la inversión de más de 400 millones de pesos del Gobierno de México en programas sociales en Guadalupe. Y todavía alardea de un presupuesto municipal de casi 600 millones para “bienestar” de los guadalupenses (aunque el 80% se va en nómina), omitiendo mencionar el respaldo que ha recibido del Gobierno del Estado. Se le olvida que su antecesor Enrique Flores era excelente gestor y logró más de 1 mil 500 millones de pesos en recursos extraordinarios para el municipio con el apoyo de la federación y el estado, y fueron recursos destinados a proyectos de inversión que se tradujeron en obra pública, desarrollo económico y social, generación de empleos y mejores servicios. Ni un peso para la nómina. Algo debería aprender de su antecesor, aquel a quien coordinó la campaña en el 2016, pues nunca se colgó de lo que otros hicieron por el municipio, con gestiones que permitieron grandes avances para mejorar el abasto de agua potable con la perforación de 2 nuevos pozos, el cambio de 16 mil luminarias, la pavimentación de más de mil calles y el bacheo de 2 mil vialidades, la regularización de 14 colonias y la entrega de más de 6 mil escrituras, entre muchísimas otras acciones que hoy Julio César Chávez puede presumir con sombrero ajeno.

Pedían su cabeza… y rodó

En la Oficina del Gobernador ya no aguantaron más y pusieron entre la espada y la pared a Alejandro Tello: “o se va ella o nos vamos nosotros”. Y así cuentan que rodó la cabeza de Maricruz González Ruvalcaba, quien era la encargada de la Coordinación de Logística y Relaciones Públicas, un área harto sensible y que requiere mucho tacto hacia afuera, con la racita, pero también hacia dentro, con los compas godínez que también se fletan sacando la chamba más delicada de la administración. Ya eran demasiadas las quejas denunciando su prepotencia, maltrato, hostigamiento, insultos y humillaciones, hasta que llegó el punto en el que empezaron las renuncias. Pero es toda una fichita, según cuentan, pues en la actual administración se la ha pasado rodando de puesto en puesto, hasta donde se sabe, desde la Secretaría de las Mujeres (SEMUJERES), de donde pasó de simple directora a encargada de la dependencia, luego brincó a la Secretaría General de Gobierno asistiendo a la actual comisionada Fabiola Torres, de ahí la enviaron a la Dirección de Planeación y Estadística de la Secretaría de Economía y de ahí a la Oficina del Gobernador, donde ha ocupado varios cargos, aunque en toda su trayectoria las quejas son en el mismo sentido. En una palabra: insoportable. Y si hay que agregar, de un trato inhumano a sus compañeros de trabajo. Aunque eso no le quita el sueño, porque a pesar de haberle dado las gracias, todavía tiene el cinismo de pedir que la reubiquen ¡oootra vez! Esas son sumas que restan en la administración del gober Alejandro Tello.

Serenos, morenos

Gran revuelo causó una encuesta de Mitofsky publicada en El Financiero donde muestran seis escenarios posibles rumbos al proceso electoral 2021 para renovar la gubernatura de Zacatecas. Y es que la medición es más amplia que la de otras casas encuestadoras porque ya incluye otros nombres y partidos políticos que a simple vista reflejan mayor competencia entre el PRI y MORENA y que muestran que fácil no la tendrán, aunque habría que considerar todavía si se integra la gran alianza opositora que tanto se ha comentado en días pasados, pues de concretarse sí le estarían ganando a MORENA, con cualquier candidato que le pongan, en el 2021. ¡Truchas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.