Pocos ajustes al presupuesto

Como pedían los diputados locales, Jorge Miranda Castro, secretario de Finanzas, acudió a comparecer ante la 63 Legislatura sobre la integración del proyecto de Presupuesto de Egresos 2021, en una sesión de casi tres horas en las que poco o nada se discutió sobre modificaciones a la propuesta.

Cual si fuera Glosa del Informe de Gobierno, fue constante el reconocimiento por la gestión de los más de 1 mil 200 millones de pesos para la nómina educativa que era un lastre de hace muchas administraciones, un logro que a la diputada Navidad Rayas no le pareció y hasta torció la boca cuando dijo que los diputados habían ayudado a las gestiones y que todo había sido por la bondadosa voluntad del presidente Andrés Manuel López Obrador. Claro, porque la comprobación documental que avalara la gestión no cuenta.

Donde sí hubo observaciones, como ya lo habíamos adelantado en Lalalá News, fue en el tijeretazo que le dieron a la Secretaría del Zacatecano Migrante (SEZAMI), pero más allá de hacer el señalamiento, la única propuesta fue que el recurso del programa Corazón de Plata se reasignara al programa de apostillamiento debido a que las condiciones de la pandemia por el COVID-19 limitan demasiado los traslados.

Donde sí hubo algunos raspones fue cuando cuestionaron por el enorme gasto en la operación de los programas, porque vaya que resulta caro mantener a tanta gente para entregar un solo apoyo y sin querer queriendo, en el Gobierno del Estado todavía reconocieron el incremento en la nómina gubernamental en el más reciente comunicado de la Secretaría de Economía sobre las cifras de empleo formal. Vaya, vaya.

¿Entregando las llaves?

Durante esta serie de sesiones en el Congreso local también se tomó protesta a Aida Alicia Lugo Dávila, otrora parte del gabinete estatal en el sexenio de Ricardo Monreal, como nueva magistrada del Tribunal de Justicia Administrativa luego de que Raquel Velasco Macías concluyera su periodo.

Desde que su nombre apareció en la lista de aspirantes muchos rumores surgieron por los intereses que estaban en juego con su posible nombramiento, pero fue hasta ayer que se confirmó: aquí hay mano negra. Hay quienes ven en este nombramiento el preámbulo de los preparativos para entregar las llaves del Gobierno del Estado a la siguiente administración.

No fue gratuito que el llamado del gober Alejandro Tello a que aquellos que aspiran a participar en el proceso electoral 2020-2021 renuncien a su encargo. En la lista de los que ya tienen listas sus maletas se encontraría el secretario Jorge Miranda Castro, quien al parecer sería moneda de cambio para buscar “inmunidad” una vez que el Presupuesto de Egresos 2021 sea aprobado casi casi tal cual en el Congreso local.

Y es que cabe la pregunta: ¿con quién busca alianza el Partido Verde?, ¿a quién ha expresado su respaldo para la contienda del 2021? Y sabido es que el funcionario del gobierno diferente tiene años aspirando a ser alcalde de la Capital, ese municipio donde MORENA hoy no tiene más aspirantes que un cargamaletas con ínfulas de especialista en administración gubernamental y que mejor debería de enfocarse en sacar a su hermano de la nómina del Senado y levantar aunque sea un poquito la carrera política de la senadora Soledad Luévano.

Lo que el presidente quiso decir

Y en esto de la polaca, fue un lunes muy ajetreado, porque durante la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador, una periodista preguntó sobre las observaciones realizadas al Crédito Ganadero a la Palabra y las aspiraciones del excoordinador Nacional de Ganadería, David Monreal Ávila, para ser gobernador de Zacatecas.

Unos tomaron la respuesta como un “espaldarazo” al aludido, otros como una respuesta obvia ante el proceso electoral en marcha. En el fondo, fue la reacción natural de alguien a quien le estorba una mosca y la quiere hacer a un lado, porque en realidad esa mosca es “mosquear” una Cuarta Transformación que hoy encabeza y no sería muy propio darle vuelo a los señalamientos.

De ahí el llamado a que se evite el lodazal a la 4T como bandera de campaña, porque “la infamia” podría convertirse en lo que en su momento fue “un peligro para México”. Total, para darle rienda suelta a los señalamientos ahí están las instancias pertinentes y mientras no haya sentencia, hay que respetar la presunción de inocencia.

Lo que sí fue bastante curioso fue que terminada la conferencia matutina el presidente tuvo un desayuno en Palacio Nacional con el senador Ricardo Monreal, y aunque este tipo de encuentros han sido regulares en los últimos dos años, fue bien “casual” que coincidiera el tema de la “mañanera” con el encuentro en Palacio el mismo día y apenas con un par de horas de diferencia.

Hay quienes piensan que Andrés Manuel López Obrador llevará mano en la definición de candidatos, pero otros creen que el presidente más bien tiene las manos amarradas y ha de atender a lo que requiere el senador Ricardo Monreal, quien se quiera o no, es el que ha permitido que en el Congreso de la Unión transiten las reformas necesarias para que avance la 4T.

“Femme power”

Dentro de estos escenarios también se percibe cierto cambio en la línea de la dirigencia nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI), que hoy se encuentra en la disyuntiva de continuar con la alianza con Acción Nacional (PAN) y el Partido de la Revolución Democrática (PRD), cediendo ante la condición de llevar a una mujer en la candidatura a la gubernatura de Zacatecas.

Aunque nada está confirmado, se rumora que esta disposición tendría otros intereses ajenos a la alianza, pero hay quienes habrían accedido con tal de negociar su “inmunidad”, tal como la moneda de cambio que podría representar Jorge Miranda.

En este estira y afloja, se abre la posibilidad para la senadora Claudia Anaya de encabezar la alianza PRI-PAN-PRD, aunque tampoco se descarta que únicamente vaya con el blanquiazul y el sol azteca, mientras Fito Bonilla se mantiene como la apuesta del tricolor.

De ser así, se tendrían al menos dos mujeres y dos hombres en la contienda por la gubernatura en el 2021, aunque en la práctica serían 3 contra 1. ¿Qué intereses estarían en juego?, quienes hoy aspiran, ¿por qué motivos buscarían “inmunidad”? Las “infamias” que resulten durante este proceso dirán mucho sobre esos intereses en juego, pero se equivocan quienes subestiman a Claudia Anaya como otra moneda de cambio para que otro aspirante logre la gubernatura. Hay quien confunde inteligencia con astucia. Hay quien no tiene ni una ni la otra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.