Mario Delgado se lanza contra militantes

Este lunes se instaló de manera virtual la Comisión Nacional de Honor y Justicia de Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), donde el dirigente nacional Mario Delgado muy quitado de la pena aseguró que este órgano tendría la finalidad de que “la militancia no acuda a las instancias externas que tanto daño le han hecho al partido”.

Y es que según el experredista y ahora morenista por gracia divina del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), hay militantes que han decidido judicializar el proceso de selección de candidatos a las gubernaturas para el próximo proceso electoral, pero aseguró que a algunos “les gana la ambición personal” tras no verse favorecidos con los resultados de las encuestas.

O sea que los trapitos sucios se lavan en casa y no hay necesidad de acudir a los tribunales electorales porque es justo ahí donde les podrían revertir las designaciones (por dedazo) en las candidaturas a las gubernaturas. A menos que los propios tribunales que arbitrariamente legitimaron la designación de Mario Delgado como dirigente nacional se presten al mismo juego.

Por lo pronto, sus declaraciones no fueron tomadas a bien por buena parte de la militancia, a esa que “le gana la ambición personal”, pero que ha estado en el partido desde antes de la llegada de Mario Delgado y que ha acompañado al presidente Andrés Manuel López Obrador en toda su trayectoria.

Y por si fuera poco, la secretaria general Citlalli Hernández se sumó a la decepción generalizada cuando le siguió la corriente al dirigente nacional, en una muestra de que el cáncer ya invadió a MORENA y que las viejas prácticas nunca se fueron. ¿De verdad son diferentes a la oposición?

Democracia y legalidad

Esta lectura la tiene bien registrada Luis Medina Lizalde, quien en su espacio “En Vivo y en Directo” (que ni siquiera interrumpió en los últimos minutos del 31 de diciembre) insiste en que en el proceso interno de MORENA para la selección de candidatos debe imperar la democracia y la legalidad.

Y desde ya aseguró que en su caso no le queda el saco de las “ambiciones personales”, pero congruente con su forma de pensar y con el espíritu que debería emanar de MORENA, inició un procedimiento ante la Comisión de Honestidad y Justicia en relación a este proceso interno de selección de candidatos.

Pero la cosa irá más allá, pues El Oso Medina advirtió que acudirá al Tribunal Electoral, con el riesgo que ello implica, pues no olvida que fue la misma instancia que legitimó a Mario Delgado como dirigente nacional, a pesar de que no cumplía con los requisitos y violando los estatutos del partido.

Para El Oso Medina, la militancia tiene dignidad y merecen respeto y lamentó que el dirigente de MORENA hoy descalifique a quienes lo tienen como dirigente, muy a pesar de que votó a favor de las reformas estructurales contra las cuales lucha la Cuarta Transformación. Esas sí son piruetas.

Por eso Luis Medina insistió en que desde la militancia se buscará que quien acceda a los cargos públicos en nombre del movimiento “no sea un oportunista, no sea un ratero, no sea un incompetente, no sea un chapulín”, porque asegura: “tenemos derecho a que llegue gente que no nos avergüence”. ¿De a cómo las pedradas?

Hay de piruetas a machincuepas

Si en marzo del 2020, cuando comenzó la pandemia por el COVID-19, era el portavoz de la congruencia y la responsabilidad ante una emergencia sanitaria, hoy el subsecretario Hugo López Gatell ha perdido toda credibilidad y no tiene cara para pedir que la gente se siga cuidando del virus.

Cierto es que fue captado en las playas de Oaxaca y se invadió su esfera personal, actividades que no nos deberían incumbir. Pero resulta tan incongruente que durante nueves meses insistiera en diferentes campañas para evitar la movilidad, restringir las salidas no esenciales y quedarse en casa para “aplanar la curva” de contagios, y de pronto con su actuar enviara el mensaje contrario.

Dizque “las realidades no son sincrónicas para el país”, aseguró en una machincuepa que duró 10 minutos en la conferencia vespertina desde Palacio Nacional (una machincuepa que ni Cantinflas) y saliéndose por la tangente, acusó de amarillismo los señalamientos y en un dos por tres se olvidó de las recomendaciones que él mismo había emitido hacia la población.

Pero mientras él viajaba a Oaxaca a “vacacionar” con la familia, la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, afirmaba que el subsecretario tendría que responder por sus acciones, mientras que en el gobierno no se podían dar ese lujo ante una emergencia sanitaria porque había muchas cosas urgentes que atender. Parece que el rockstar de la salud va aplanando la curva de su popularidad (y credibilidad), aunque en el fondo su actuar solo genera mayor incertidumbre para la población: ¿en manos de quién está la salud del país?

En el Poder Judicial actúan con responsabilidad

En otras latitudes, el magistrado Arturo Nahle García anunció que este 6 de enero sesionará el pleno del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Zacatecas (TSJEZ) para determinar las medidas a seguir en esta etapa de la contingencia por el COVID-19.

Como se recordará, durante el 2020 el propio Poder Judicial siguió las recomendaciones de la autoridad sanitaria para restringir las actividades no esenciales. Sin embargo, al ser la impartición de justicia una actividad esencial, tuvieron que organizarse para realizar trabajo desde casa y en otros casos mantener la actividad mínima indispensable en algunos distritos judiciales con menor número de contagios.

Y como Zacatecas ha transitado del color naranja al rojo y nuevamente al naranja en el semáforo epidemiológico, también el Poder Judicial ha tenido que adaptarse a esta dinámica, unas veces reanudando actividades donde había mejores condiciones y volviéndolas a restringir según lo que dijera la autoridad sanitaria.

Lo destacable es que a pesar de estos vaivenes, el TSJEZ no se ha detenido y ha cumplido con la impartición de justicia en el estado, a tal grado que pudieron sacar adelante todo el proceso previo a la puesta en marcha del nuevo sistema de justicia laboral, una labor que ha encabezado el propio Arturo Nahle atendiendo al compromiso de garantizar una justicia pronta y expedita a los zacatecanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.