Zacatecas no debe normalizar la violencia

Hacia el final del sexenio de Amalia García, Zacatecas se vio marcado por los primeros hechos de violencia que culminaron con una fuga masiva de reos. Los hechos de violencia, aunque aislados, poco a poco se hicieron más frecuentes durante el sexenio de Miguel Alonso, y fueron el pan de cada día en el quinquenio de Alejandro Tello.

Hoy que la nueva gobernanza inicia con el pie izquierdo, el llamado es a no escandalizarse porque este tipo de hechos ya se registraban en el pasado. ¡Así como lo lee!

El sábado pasado decenas de familias vivieron momentos de terror junto a sus hijos cuando se desató una agresión armada a tan solo unos metros, un ataque en el que perdieron la vida cuatro elementos de la METROPOL y se sospecha que uno más está desaparecido.

La imagen de los padres echados al piso protegiendo a sus hijos, la mayoría menores de edad, se hizo viral en las redes sociales como un ejemplo del terror que hoy cimbra al estado.

Pero los “voceros oficiosos” que se han extendido a la prensa pagada continúan en la misma retórica de culpar al pasado, que es verdad, eximiendo de su responsabilidad al Ejecutivo en turno. Y para colmo, pretenden normalizar la violencia que hoy impera en el estado. ¿Se espera un cambio cuando fue ratificado el mismo secretario de Seguridad que no dio resultados?

Reacción tardía y nada que informar

Hasta 7 horas después de los hechos ocurridos en la colonia Hidráulica, la llamada Mesa Estatal de Construcción de Paz salió a través de las redes sociales para dar la cara e informar a la población, con un gobernador ausente, una reportera de Comunicación Social haciendo las veces de vocera de Seguridad, una secretaria de Gobierno haciéndola se maestra de ceremonias, un secretario de Seguridad sin saber qué decir y un fiscal más entretenido en su celular que en la conferencia de prensa.

Aún no se sabe si la pretendida austeridad de la nueva gobernanza vaya a tocar a las áreas de seguridad o si, por el contrario, anunciarán que se invertirán más recursos en la materia para prevenir y combatir la violencia y la delincuencia.

Pero la solución al parecer no ha estado en el presupuesto. Habrá que recordar que en el 2016 la secretaría de Seguridad Pública tenía un presupuesto de 667 millones 523 mil 939 pesos, el cual se incrementó a 1 mil 271 millones 808 mil 266 pesos este año. Prácticamente se duplicó.

Y ni qué decir de la Fiscalía. En el 2016, cuando todavía era Procuraduría General de Justicia, esta contaba con un presupuesto de 476 millones 324 mil 681 pesos, el cual aumentó a 711 millones 608 mil 480 pesos para este año.

La respuesta no está en el presupuesto, sino en la estrategia, en las corporaciones, en el mismo secretario de Seguridad ratificado y en el fiscal que ha tenido continuidad en ambas administraciones. ¿Dónde está el anunciado cambio en la estrategia?

Y siguen las cuotas y los cuates

Continuando con los nombramientos, el gobernador David Monreal designó a la exdiputada Susana Rodríguez como secretaria del Agua y Medio Ambiente, y a Adrián Germán Rodríguez Rayas como subsecretario de Obras Públicas y Mantenimiento.

La primera no fue sorpresa. Era una cuota comprometida con el Verde Carlos Puente Salas, a pesar de que en varias ocasiones sacó el cobre en la Legislatura al oponerse a iniciativas que garantizan derechos a minorías.

No es gratuito de la comunidad de la diversidad sexual haya exigido al Partido Verde la expulsión de Rodríguez Márquez, al evidenciar que en varias ocasiones actuó para obstaculizar la aprobación de iniciativas como el matrimonio igualitario, el reconocimiento de la identidad sexo genérica o la despenalización del aborto. Una fichita nada progresista.

Y Germán Rodríguez no se queda atrás. Se trata de otro perfil reciclado de la administración de Alejandro Tello, pero que no es bien visto en el gremio de la construcción.

No son pocos los constructores que aún le guardan rencor y mucho coraje porque es de los funcionarios que pedía moches a cambio de “agilizar” el trámite de sus pagos. Pero nunca hubo pagos, a pesar de los moches, y prevén que esta práctica se repita en la nueva gobernanza. Otra fichita que tampoco cumple con los principios de la 4T. ¿De verdad esperan contar con el respaldo del gremio?

¿Para cuando el secretario de Educación?

No tendrá ni una semana que medio se destrabó el problema de la nómina magisterial por un mejoralito de adelanto de participaciones para pagar las dos quincenas atrasadas a los maestros, esos que mantuvieron paralizada la ciudad por casi tres semanas.

Pero el gobernador David Monreal apenas sale de una y ya entra en otra, porque esta misma semana tendría que pagar la siguiente quincena al personal docente, a menos que se quiera enfrentar nuevamente a al bloqueo de oficinas y manifestaciones con cierre de vialidades.

Hace unos días anunció (o advirtió, ya ni se sabe) que revisaría con lupa cada plaza del magisterio y que los aviadores, a volar… solo que le hará falta el nombramiento del titular de la Secretaría de Educación para que cualquier movimiento tenga un respaldo jurídico.

Y no hay que olvidar el reclamo de la diputada Refugio Ávalos para que el mandatario se digne de una vez por todas a nombras al titular de la dependencia, ese que es el único facultado para asignar cargas de trabajo y que ya tiene desesperados a los maestros de telesecundarias.

No vaya siendo que ese vacío legal sirva de pretexto para darles cuello, porque en la lógica de la nueva gobernanza, no estaban en sus centros de trabajo. Pues si no les asignan carga de trabajo, ¿cómo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.