¿#EsClaudia?

Fue el martes 17 de enero, cerca del mediodía, cuando la delegada de Programas para el Desarrollo convocó a una reunión “urgentísima” con los cuervos de la secta. Quienes asistieron a la reunión “ultrasecreta” cuentan que Verónica Díaz Robles estaba fúrica y no la calentaba ni el sol. Echaba chispas.

¿El motivo? La supuesta visita de la secretaria del Bienestar, Ariadna Montiel, proyectada para el pasado fin de semana. En teoría, participaría en uno de los megaoperativos de entrega de programas sociales.

Lo anterior derivó en tremendo coraje de la delegada debido al cochinero con los padrones de beneficiarios y al retraso en la ministración de recursos como las Pensiones para Personas con Discapacidad, por culpa principalmente de quien dice despachar en la Secretaría de Desarrollo Social, pero hace las veces de Community Manager y coordinador de Agenda y Giras del gobernador David Monreal: un tal “Zuñi”.

El desaguisado no pasaría a mayores, luego de la cancelación de la dichosa visita (no se sabe si por la boda del diputado David González en el Palacio de Convenciones o porque la supervisión del Tren Maya a la que asistió la secretaria se prolongó más de lo esperado), lo que no evitó que Díaz Robles saliera de compras en compañía de la diputada local Analí Infante para “liberar el estrés”.

La entrega de programas sociales pasaría a segundo plano y habría continuado su programación con los Servidores de la Nación en diferentes municipios, aunque a menor escala. Del cochinero en los padrones de beneficiarios, ahí luego, más tarde, cuando haya menos estrés.

Pero no fue la única visita programada esta semana. Quien sí llegó a Zacatecas (y qué coincidencia que fuera al mismo tiempo que Ariadna Montiel) fue Diego Hernández, secretario de Comunicación del comité nacional de MORENA (y quien fuera parte de la Ayudantía del presidente Andrés Manuel López Obrador), para seguir promoviendo a la “corcholata” favorita para el 2024.

Bien raro que no se reuniera con el comité estatal del partido, hoy rehén de Rubén Flores, quien se ostenta como presidente del Consejo Estatal de MORENA y quien, ante la ausencia de Roxana Muñoz tras su regreso a la 64 Legislatura, hoy pretende imponerse en la dirigencia con el aval de la secta.

Será que MORENA Zacatecas hoy trabaja por un proyecto muy distinto y la línea nacional sea hacer alianza con la militancia que fue excluida de sus órganos de gobierno en la entidad, como presumió en sus redes Diego Hernández, con dedicatoria especial para Mirna Maldonado, Lolis Herrera y Ulises Mejía.

No pasó desapercibida la reunión que sostuvo con el rector de la Universidad Autónoma de Zacatecas, Rubén Ibarra Reyes. Tal vez en la idea de seguir promoviendo “conferencias” de “políticas públicas exitosas” en la Ciudad de México durante el mandato de la hoy jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum. La Máxima Casa de Estudios, tomando partido y bien cuadrada (en el sentido que lo quiera interpretar) con la Cuarta Transformación.

A ver qué suerte corre la “corcholata” favorita este martes 24 de enero, a las 7:30 de la noche, en la conferencia virtual que ofrecerá a los zacatecanos para hablar de “políticas exitosas en materia energética y de seguridad”.

La verdad es que su plática llega en un mal momento para Zacatecas, entidad que hasta el momento sigue sin incluir en sus giras por los estados (el miedo no anda en burro) y a la que arrebató elementos de la Guardia Nacional durante una crisis de violencia e inseguridad para enviarlos a CDMX a vigilar el metro. ¿Y perseguir cuál delito federal? Sin olvidar que Zacatecas ni siquiera llega al 10% de los policías de los que dispone la CDMX.

En el fondo, la plática de Claudia Sheinbaum girará en torno a los privilegios de los que goza la Ciudad de México por ser la Capital del país, en condiciones que no comparten el resto de los estados, mucho menos Zacatecas. Pero sigamos pensando “que siga la democracia”.

Lo cierto es que en Zacatecas, quienes dicen acompañar al presidente Andrés Manuel López Obrador en su proyecto de nación, cada uno jala agua para su molino y trabaja por proyectos diferentes. ¿Usted ya distinguió la ruta de cada uno para el 2024?

50+1 Capítulo Zacatecas

Hablando de mujeres y política, este fin de semana también se instaló el Capítulo Zacatecas de la red de mujeres 50+1, que guiará sus esfuerzos bajo la coordinación de la doctora Elsa Alicia Aguilar Díaz, quien fuera directora general de los Servicios de Salud de Zacatecas en el sexenio de Amalia García Medina, y coordinadora de Salud en el municipio de Zacatecas durante la administración de Ulises Mejía Haro.

Ciertamente, se trata de una asociación con perspectiva feminista para el desarrollo de políticas públicas en favor de mujeres y niñas. Porque los avances en la igualdad sustantiva no solo se limitan a la representación paritaria en los espacios de toma de decisiones, sino que el actuar de todo gobierno jamás debería perder de vista la perspectiva de género en la solución de problemas. Solo así se abatirán las brechas de desigualdad.

Hoy 50+1 se ha convertido en una red nacional (con miras a tener un alcance internacional) que integra a mujeres de casi todos los institutos políticos en el país con o sin cargo público, pero también empresarias, activistas, creadoras, profesionistas, estudiantes, académicas y demás.

Por supuesto que en este arranque no podía faltar el “tema de temas”. Fue la propia exgobernadora Amalia García Medina, hoy diputada federal por Movimiento Ciudadano e integrante de la directiva nacional de 50+1, quien enfatizó en la importancia de atender las violencias de las que hoy son víctimas mujeres y niñas por la inseguridad que se vive en Zacatecas, como las desapariciones, homicidios, feminicidios, secuestros, extorsiones y demás crímenes.

Ya se verá si 50+1 es una asociación plural y progresista que trabaja con una agenda en común o si es solo una fachada “rosa mexicano” para promover proyectos políticos en específico. Al tiempo…

¿Se va Marín?

Ya perdimos la cuenta de cuántas veces se exigió la renuncia del secretario de Seguridad Pública, Adolfo Marín Marín, una exigencia que al parecer por fin habría tenido consecuencias este fin de semana.

Si el rumor es cierto, en los próximos días (horas, quizás) se confirmaría la salida del funcionario, quien sería relevado por el general Arturo Medina Mayoral, comisario jefe de la Guardia Nacional, a menos que en Palacio Nacional se decanten por otro perfil.

Y si bien este cambio daría un “respiro” a la nueva gobernanza (¿o ya era el “gobierno de la transformación”?), no hay que perder de vista que la situación de seguridad en Zacatecas no mejoraría en lo inmediato. Baste recordar que este lunes, a casi un año y medio de administración, apenas se realizará el primer foro para la elaboración de un plan estatal de prevención del delito y no hay visos de empezar a construir un plan estatal en materia de seguridad.

Estos cambios en la materia coinciden con la polémica por la ausencia de Alejandro Gertz Manero de la Fiscalía General de la República (FGR) debido a problemas de salud, y la circulación de un supuesto documento que contendría un listado preliminar de aspirantes a sucederlo, documento que las autoridades federales no han confirmado ni desmentido (aunque tiene toda la pinta de ser falso).

Aunque la atención de este listado se centró principalmente en los senadores Olga Sánchez Cordero y Ricardo Monreal, así como en el ministro Arturo Zaldívar, no hay que perder de vista otros dos nombres que ya habían figurado en la terna anterior: Bernardo Bátiz y Eva Verónica de Gyves. Y todo indica que, en caso de relevo en la FGR, el presidente Andrés Manuel López Obrador prepara una sucesión con posiciones lideradas por mujeres porque, dicen, “es tiempo de las mujeres”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *