Cultura del agua

Por: Kattia Trejo

En la actualidad la conservación del medio ambiente continua viéndose como irrelevante. Desafortunadamente en todos los países esta tendencia está reduciendo de forma significativa la disposición de los recursos naturales, entre los cuales se encuentra el agua.

Se trata de un componente de la naturaleza que ha estado presente en la Tierra desde hace millones de años, ocupando tres cuartas partes de la superficie del planeta, pero también es un recurso natural del cual todo ser vivo requiere para sobrevivir y es de gran importancia para el ser humano, ya que dentro de las acciones que realiza a diario se requiere de ella, como en la agricultura,  industrias, alimentación, aseo personal, labores domésticas, entre otras.

Lamentablemente desde hace tiempo se cree que la cantidad de agua que se dispone es inagotable y suficiente para abastecer a todo el mundo, sin embargo, dada la mala distribución y el enorme desperdicio que se genera, esto llega a ser insostenible.

Se estima que en México aproximadamente por persona se gastan 300 litros a diario y esto representa un problema, ya que principalmente para la Organización de las Naciones Unidas se determina que por persona deberían gastar por lo menos 50 litros por día para continuar con la misma disposición del recurso, pero el consumo rebasa estos límites. Esto se debe a las diferentes actividades que el ser humano lleva a cabo diariamente de forma irresponsable, por lo que es considerado que el hombre es el principal depredador de los recursos naturales.

Esta serie de acciones traen consigo el aumento de la escasez del agua, generando un gran impacto al bienestar de la sociedad y del mismo medio ambiente en que se encuentra. Muchas personas se preguntan ¿qué se está haciendo para evitar esto?

Pero como todos somos responsables del cuidado de este preciado recurso, solo se podría responder esta cuestión de forma personal si pensamos qué estamos haciendo nosotros para contribuir a que el agua siga estando a disposición.

Actualmente a causa del desperdicio de los recursos naturales como el agua y las consecuencias que esto está generando, en el mundo se están tomando medidas para evitar la escasez del agua.

En Zacatecas, al menos en la zona conurbada el agua está siendo abastecida por tandeo, escasea el vital líquido y en algunos hogares llenan recipientes para tener agua durante toda la semana. Por eso es necesario la aplicación de una cultura del agua, instalando cosechas de agua en los edificios.

Pero se requiere cambiar nuestra forma de pensar y aprovechar la temporada de lluvia para recolectar esa agua en recipientes para posteriormente utilizarla en el lavado de la casa, el clásico lavarte los dientes con un vaso de agua, colocar una tina bajo la regadera antes de bañarnos, acciones pequeñas que pueden hacer la diferencia.

Ante la pandemia del COVID-19, este líquido vital tomó mayor importancia, pues el lavado de manos es una de las principales medidas para prevenir el virus. En algunos lugares la gente exige el suministro de este líquido, convirtiéndolo en algo preciado para la salud. En consecuencia, la promoción de la cultura del agua se ha vuelto en la necesidad de una cultura del cuidado de la salud. Recordemos que el medio derecho a un medio ambiente sano empieza con la salud del planeta.

1 comentario en “Cultura del agua”

  1. La chismosa del barrio

    No vivimos en Europa donde llueve a diario para que la colecta de agua pluvial sea de utilidad. Con los pocos días de lluvia que tenemos ni para un par de dias para el wc nos serviría. El problema es Zacatecas son las fugas de agua potable de los tubos rotos (en la capital), el robo de agua por los campesinos para regar, las mineras y la corona (no exactamente el virus) estás dos últimas consumen millones de litros diarios de tan vital líquido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.