Prevención del cáncer de colon

El 31 de marzo se conmemora el Día Mundial contra el Cáncer de Colon. Cada año diversos organismos nacionales e internacionales publican notas alusivas al tema con el fin de informar, sensibilizar y prevenir a la población sobre este padecimiento.

La Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer perteneciente a la Organización Mundial de la Salud (OMS), estima que el cáncer de colon y recto (CCR) ocupa el tercer lugar en incidencia en México, con alrededor de 15 mil nuevos casos por año.

De acuerdo al comunicado 070 del año 2019, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), manifiesta que cada año en nuestro país se diagnostican cerca de 15 mil nuevos casos de personas con cáncer de colon y recto, aseverando que si dicha enfermedad se trata de manera oportuna permite la curación de nueve de cada 10 casos.

Respecto a los factores de riesgo para llegar a padecer cáncer de colon, refieren que se encuentran la obesidad, tabaquismo, alcoholismo, sedentarismo, así como consumo excesivo de carnes rojas. Por otra parte, el comunicado indica que el consumo diario de verduras y agua simple, así como hábitos saludables de alimentación y ejercicio, favorecen la prevención.

Por otra parte, a través del comunicado 041 de 2020, el director general del Instituto Nacional de Cancerología, Abelardo Meneses García, destacó que el cáncer más frecuente en el país es el de mama, con 27 mil 500 casos por año; seguido del de próstata con 25 mil; colon, 15 mil; tiroides 12 mil; cervicouterino, 7 mil 870 y de pulmón con 7 mil 810 casos por año.

El especialista hizo énfasis en la prevención como factor clave, por lo que recomendó designar un día al año para realizarse un chequeo y explorar su cuerpo y ante cualquier anomalía registrada, es necesario acudir al médico para que sea diagnosticada tempranamente.

Por su parte, el doctor Saúl Rodríguez Ramírez, jefe del Servicio de Tumores de Colon y Recto del Hospital de Oncología del Centro Médico Nacional (CMN) Siglo XXI del IMSS, menciona que la población donde se detecta con mayor frecuencia este tipo de cáncer es de adultos mayores, entre los 65 y 75 años de edad, aunque en los últimos años se ha incrementado la incidencia en pacientes jóvenes.

Agregó que, si bien el cáncer de mama y próstata son más frecuentes, es posible controlar e incluso curar a un mayor porcentaje de personas que lo padecen, pues se han desarrollado diversas estrategias para promover la detección y los síntomas son más específicos en comparación con los del cáncer de colon y recto.

Explicó que hay mayor predisposición de desarrollar la enfermedad en personas con obesidad, que fuman, ingieren alcohol, malos hábitos alimenticios, como el consumo de carnes rojas en exceso, fritas o empanizadas y que no acostumbran realizar actividad física con regularidad.

También destacó que entre algunos factores de riesgo están la herencia, es decir, que un familiar tenga o haya tenido este tipo de cáncer eleva la posibilidad de padecerlo, por lo que es importante que las personas con este antecedente visiten al médico de manera regular.

Los síntomas de esta enfermedad aparecen generalmente en etapas avanzadas, por lo que hay que prestar atención a irregularidades que se presenten en las evacuaciones, como cambios en el hábito intestinal (estreñimiento o diarrea, presencia de sangre o moco, cólicos o dolor abdominal constante, debilidad y cansancio).

Las cifras nos indican que el cáncer de colon es un tipo de cáncer más común de lo que podíamos suponer, por lo que es muy importante prevenir el desarrollo de cáncer y reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares, cuidando nuestra salud a través de hábitos de vida saludables, como lo son: optar por una dieta equilibrada, consumiendo carne magra (sin grasa), más frutas, vegetales y cereales integrales, en lugar de alimentos procesados como los embutidos, grasas saturadas y comida chatarra.

El sistema de salud en nuestro país cuenta con un área de nutrición donde se instruye a la población derechohabiente a llevar a cabo una alimentación balanceada para mantener una buena salud. De igual forma se atiende a la población con problemas de obesidad y diabetes y han desarrollado políticas públicas para afrontar estos problemas de salud.

Asimismo, lleva a cabo programas para promover una mayor conciencia de los factores de riesgo de contraer cáncer, en el IMSS se llevan a cabo cursos de sensibilización, así como acciones de detección, prevención y control de enfermedades, principalmente del cáncer de mama y de próstata, pero no del cáncer de colon.

También es muy importante destacar que en los años ochenta, la Organización Mundial de la Salud incorporó el concepto de cuidados paliativos; a partir de entonces, la formación de personal de salud en cuidados paliativos adquirió particular relevancia en el trabajo interdisciplinario, conformado por: médicos, enfermeras, psicólogos, trabajadores sociales, nutriólogos, fisioterapeutas y voluntarios y que incluye a la familia.

El Sistema Nacional de Salud en México ha tenido avances significativos, la administración anterior puso en marcha la Estrategia Nacional para el Control del Dolor y Cuidados Paliativos.

Para los cuidados paliativos de primer contacto, requirieron el desarrollo de competencias y la adquisición de destrezas y actitudes para abordar el ambiente de cambios que presenta el enfermo, para atender personas en situación terminal, así como a pacientes con enfermedades curables, con el fin de favorecer que vivan lo mejor posible.

El presupuesto asignado a la salud en México, mediante el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) no es suficiente, y si bien hay recursos etiquetados contra el cáncer de mama y de cáncer cervicouterino, no así para el cáncer de colon.

Por lo anterior, es necesario que se asigne un presupuesto suficiente en la atención y tratamiento, así como garantizar el abasto de medicamentos a personas con cáncer de colon, capacitar un mayor número de médicos paliativistas, crear políticas públicas y ponerse en práctica programas y estrategias enfocadas a promover una mayor conciencia, así como a la prevención de este tipo de cáncer para reducir los factores de riesgo.

La población debe evitar llevar una vida sedentaria, ya que realizar alguna actividad física de manera regular, junto a una dieta saludable ayudará a mantener un rango de peso corporal adecuado, reduciendo el riesgo de contraer cáncer.

1 comentario en “Prevención del cáncer de colon”

  1. Muy buenas recomendaciones para la prevencion del cáncer de colon. Haganle caso a Dina. Por mi parte agradezco a los médicos del Instituto Mexicano del Seguro Social IMSS por la excelente atención que me dispensaron.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.