Seguridad ambiental

El medio ambiente es un tema de discusión continuo en las diversas entidades gubernamentales y encuentros internacionales alrededor del mundo, con la finalidad de conservar los hábitats naturales y cuidados de la biodiversidad de especies. Por lo anterior, se han establecido diferentes definiciones que orientan en la búsqueda del equilibrio ambiental y su impacto en la sociedad actual.

La palabra seguridad se define como todo aquello que nos ofrece despreocupación, engloba a todo aquello que genera paz y tranquilidad. Proviene de la palabra latín “securitas”.

Todo ser vivo busca desarrollar su vida en un entorno que le otorgue seguridad, es una forma adecuada de poder reproducirse y evolucionar sanamente. Es un término muy amplio que puede ser empleado en diferentes campos, como a nivel personal, laboral, sentimental y muchos más.

Con el pasar del tiempo el hombre ha establecido nuevas formas de percibir seguridad, destacando que no solo es una sensación del entorno personal, sino que integra elementos de soberanía, valores de intereses y relaciones comunes que otorgan también una seguridad mundial y local.

Al tomar en cuenta todos estos aspectos surgió un nuevo factor a considerar, según la necesidad planetaria, conocida como seguridad ambiental, que abarca la seguridad nacional y mundial. La seguridad ambiental está relacionada con la manera de proteger de todos los riesgos provocados en el medio ambiente.

Este término nace de manera oficial en la Carta Mundial de la Naturaleza a mediados del 82, con la finalidad de que todas las naciones tuvieran un compromiso mundial en las posibles amenazas que puedan influir en el medio ambiente y necesiten tratamientos o apoyo para su respectiva restauración, además de otorgar calidad de vida y paz a todas las especies que interaccionan en dicho hábitat.

El ritmo de vida diaria se ha visto influenciado por elementos geopolíticos que han cambiado drásticamente en los últimos siglos. De hecho, uno de los principales peligros que la sociedad deberá enfrentar es la política militar, que ha generado diversos conflictos armados, provocando consumo de recursos para sus enfrentamientos.

Actualmente han surgido otros enemigos que representan un problema global, como la escasez de agua potable, destrucción de los ecosistemas, aumento del deterioro de la capa de ozono, acumulación masiva de basura, entre otros.

Todos estos problemas ambientales han motivado nuevos avances tecnológicos para poder combatirlos y contrarrestarlos, como la creación de ingeniería para el aprovechamiento de energías renovables, por ejemplo, las presas hidráulicas para la creación de energía a partir de la caída de los cuerpos de agua, parques eólicos para el beneficio de las corrientes de aire, entre otras.

Por lo tanto, la seguridad ambiental es considerada como una parte de protección a nivel mundial, naciendo desde las pequeñas acciones del hombre hasta decisiones gubernamentales.

En ese sentido, se deben abordar temas institucionales con un enfoque nacional e internacional, respetando las políticas de cada país y tomando en cuenta el aspecto geográfico de cada nación, ya que cada una tendrá su propia crisis ambiental dependiendo de los recursos que la componen.

Las perspectivas ambientales deben ser desarrolladas en su respectivo país, existiendo normativas y leyes enfocadas den la conservación de los recursos y la seguridad especializada para cubrir las necesidades ambientales y ofreciendo soluciones en la inseguridad alimentaria, inestabilidad social, pobreza, escasez, entre otras.

Así pues, se trata de un aspecto que engloba términos sociales, humanos, económicos y ambientales, garantizando un equilibrio entre el desarrollo de la sociedad actual y el medio ambiente, manteniendo una visión ambientalista para la conservación del planeta y la vida.

Los problemas de seguridad ambiental son las sociedades levantadas por el ser humano, que desplazan el medio ambiente de su propio hábitat natural. Con el tiempo, tienden a afectar las ciudades y zonas construidas por el hombre, provocando situaciones difíciles de corregir y perjudicando la vida de miles de personas.

Entre sus efectos, se presenta: pérdida de especies vegetales, deforestación masiva, sequías prolongadas, degradación de los ecosistemas, polución de las corrientes de aire, acumulación de desechos tóxicos provocando conflictos armados, accidentes, extracciones de recursos que ocasionen al ser humano como epidemias, falta de electricidad, entre otros.

La importancia de la seguridad ambiental radica en impedir el impacto negativo en las sociedades venideras por la huella del ser humano en el medio ambiente, además es necesaria la vinculación entre municipios, estados y países para la conservación de nuestro planeta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.