Solsticio de Verano: “Sol”

La llegada de los solsticios ha sido celebrada por muchas culturas antiguas con danzas y diversos rituales. En este sentido, la Asamblea General de las Naciones Unidas reconoció que la celebración de esos eventos forma parte del patrimonio cultural y las tradiciones. Así distinguió el 21 de junio como el Día Internacional de la Celebración del Solsticio.

Los solsticios y los equinoccios ocurren dos veces al año y marcan el inicio de las estaciones. En los equinoccios, el día y la noche tienen la misma duración. Los equinoccios se dan en septiembre y en marzo y marcan el inicio del otoño y la primavera respectivamente. Los solsticios ocurren en junio y diciembre, dando paso al verano y el invierno.

Este día 21 de junio marca el fin de la primavera y el inicio de otra estación del año, el verano, que es el día más largo del año en el hemisferio norte e inicia la temporada más cálida. El hemisferio norte recibe más luz solar que en cualquier otro día del año, sin embargo, no significa que este primer día de verano sea el más caluroso.

El Solsticio de verano boreal se da en el hemisferio norte el día de hoy 21 de junio a las 11:13 horas UTC (hora universal coordinada). El solsticio de verano corresponde al día más largo y la noche más corta del año 2022. En cambio, el 21 de diciembre define la llegada del “Solsticio de invierno” en el hemisferio sur tendremos el día más corto y la noche más larga del año.

De igual forma, el Solsticio de verano austral en el hemisferio sur, se contempla que llegue hoy a las 04:13 horas, tiempo de la Ciudad de México, por lo tanto, ya despertamos con la entrada del verano.

¿Qué significa solsticio?

El término solsticio proviene del latín “sol, solis, soltitium” sol, luz del sol, y “sistere” permanecer o quedarse quieto, ya que el movimiento estacional de la trayectoria diaria del Sol, tal y como lo vemos desde la Tierra, parece “quedarse quieto”.

Aunque el solsticio de verano es un fenómeno astronómico que determina las estaciones tales como el comienzo del verano y del invierno, el significado espiritual del solsticio de verano se vincula a lo astrológico, también representa la cosecha, la abundancia y la fertilidad, con el Sol como protagonista y símbolo central.

Celebraciones y simbolismo del solsticio

En algunas culturas la orientación arquitectónica y edificios sagrados eran erigidos considerando los solsticios. Así, se cree que las pirámides de Guiza en Egipto, por ejemplo, fueron construidas de forma que el sol visto desde la esfinge, se situase exactamente entre dos de las pirámides en el solsticio de verano.

En Tebas, antigua capital del imperio egipcio, se localiza un conjunto espectacular de monumentos que incluyen orientaciones solsticiales, siendo el templo de Karnak el más importante de todos que tiene la alineación de la salida del Sol en el Solsticio.

La cultura inca celebraba su correspondiente solsticio de invierno con una ceremonia llamada Inti Raymi, que incluía ofrendas de comida y sacrificios de animales e incluso de personas.

En una ciudad maya enterrada en Guatemala, existen restos de un observatorio astronómico donde los edificios fueron diseñados de modo que se alineaban con el Sol durante los solsticios. Durante esos días, la población de la ciudad se resguardaba en el observatorio para contemplar a su rey dando órdenes a los cielos.

Esta fiesta ancestral también es una de tantas que se celebran en México, ya que es un pueblo de tradiciones. Estos festejos están llenos de simbolismo y diversidad (formas, colores y estilos) que varían según la zona geográfica del país.

En el estado de Morelos, estas fiestas de identidad son ofrendas de agradecimiento al agua, al viento, al maíz, a la tierra y al fuego, donde se busca seguir conservando nuestras tradiciones ancestrales y se realizan año con año.

También en México, donde la ciudad maya de Chichen Itzá, en la península de Yucatán, se posiciona como principal monumento donde se celebra el solsticio. En su pirámide, además, se vive un evento espectacular: durante el amanecer, el sol baña solo una de sus partes, mientras la otra se queda sumida en la oscuridad.

En Teotihuacan el solsticio de verano no tiene que ver con la orientación de las pirámides, sino con cierto punto de observación relacionado con algunos edificios del sitio. “Allí está dado un punto de referencia enfrente de la Pirámide del Sol hacia el poniente, donde en el solsticio de verano el Sol sale en la vecindad de la Pirámide de la Luna”.

Solsticio y su relación con la agricultura

Desde la antigüedad, en muchas partes del mundo celebran la llegada del solsticio de verano, símbolo de agradecimiento al sol, por nutrir las cosechas y dar energía a la humanidad, ya que el fuego simbólicamente purifica y transmuta para obtener salud y bienestar en su máximo esplendor.

Los solsticios, al igual que los equinoccios, están asociados con las estaciones del año, el ser humano está regido por calendarios agrícolas, esta cultura agrícola se encuentra basada en las cosechas de los alimentos que consumimos, a su vez, las cosechas simbolizan la fertilidad de la tierra.

Así tenemos los cultivos cíclicos como el de primavera-verano, la producción agrícola de este ciclo productivo inicia con el período de siembras en el mes de marzo (primavera) finalizando en septiembre del mismo año; generalmente las primeras cosechas de este ciclo inician en junio (verano) y concluyen en marzo del siguiente año. Durante el verano empieza a dar frutos lo que se siembra en la primavera y en otoño se tiene la cosecha.

De acuerdo con las características propias de cada cultivo es como se determina su época de siembra y de cosecha; además toda planta requiere las condiciones mínimas para un desarrollo favorable: hay cultivos que necesitan mayor cantidad de energía solar, otros son más sensibles a bajas temperaturas y sequías, así como también pueden ser propensos a distintas plagas y enfermedades. El verano es la estación de los frutos, ya que necesitan calor para crecer y madurar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.